VERSOS QUE ILUMINAN... PALABRAS QUE QUEMAN

martes, 16 de julio de 2013

" Que ironia llamarte País de la libertad?" De FRANCISCO ALVERO El Juglar de la libertad





"Que ironía llamarte... 
País de la libertad?"

Qué gran ironía auto proclamarse
País de la justicia y la libertad
Mientras su garra imperialista
Sojuzga y saquea por demás

Miles y millones testigos son
Dentro y fuera de tus fronteras
Que al hermano latino
Lo expulsas cruelmente de ellas


Criticas a los pueblos libres
Y por supuesto a sus líderes
Con la frente alta de verdad
No chuparás nuestra dignidad


Ni siquiera por un día más!
No te escucharemos más
Una lumbre de conciencia
Ya se extiende universal



El sistema de salud de EEUU es el más privatizado del mundo

Credito: Patria Grande


Octubre 19, 2009 - La primera potencia del mundo produce minuto a minuto las más sofisticadas tecnologías para la guerra, para la muerte. Pero ese poderío no se refleja en justicia social para su población, fronteras adentro, millones de ciudadanos estadounidenses no poseen la más mínima posibilidad de acceder al derecho a la salud. En Estados Unidos, carecer de seguro convierte al ciudadano en una persona tan indefensa como en cualquiera de los países más pobres del planeta. 

Los grandes medios ocultan la realidad sobre los padecimientos del pueblo estadounidense ante un “sistema” de salud, que se rige por el “darwinismo” económico. Para conocer más sobre la salud y las grandes corporaciones en Estados Unidos, entrevistamos a Gloria La Riva, activista por muchos años en las luchas progresistas, miembro de la Coalición Nacional ANSWER (Actúe para detener la guerra y poner fin al racismo), coordinadora del Comité Nacional por la Libertad de los Cinco Cubanos prisioneros de Imperio y militante del Partido para el Socialismo y la Liberación.

Vía electrónica iniciamos nuestra conversación, Gloria nos recuerda que ella fue parte del Sindicato del Nacional de Comunicaciones de Estados Unidos, y activó en la mesa del plan de salud al que estaban adscritos varios sindicatos del diario San Francisco Chronicle, donde ella laboraba como artista gráfica. Ese plan feneció en 2008 debido a los costos altos del seguro y por la multiplicación de los despidos debido a la crisis económica de los diarios.

CHG. ¿Es la salud en Estados Unidos un derecho o un privilegio?

GLR: En los Estados Unidos el sistema de salud está bajo el dominio de las compañías de seguro, de las grandes farmacéuticas, de la práctica privada de médicos y hospitales, y por eso, es el sistema más privatizado del mundo.

En EE.UU., a partir de la década de los 40 en el siglo 20, el manejo del sistema de salud fue progresivamente controlado por las grandes compañías de seguro, hasta llegar a este punto donde ellas son el “plan nacional”. Las compañías te venden un plan donde tú pagas un “premio” mensual—con el precio calculado por cuantos miembros de la familia hay, la edad, si existen en los miembros del plan personas con enfermedades crónicas, condición que cuesta más.—más una cuota cada vez que visitas a un médico, más—y dependiendo en cuanto pagas de premio--un porcentaje del tratamiento.

Por ejemplo, un plan puede costar, digamos 800 dólares mensualmente para una familia de cuatro miembros, 30 dólares para cada visita médica, si una operación cuesta 15 mil dólares (una estimación baja), entonces la familia generalmente pagaría entre 20% y 50% de ese costo.

CHG. La mayoría de las informaciones que nos llegan sobre el sistema de salud en EEUU tienen que ver con conflictos acerca de las coberturas de seguros privados, quiere decir que no existe salud pública como tal en el país?

GLR: Con las cifras que te ofrecí anteriormente pueden imaginar cuán caro es para el pueblo de los Estados Unidos el acceso a la salud. Y ese ejemplo es una de las mejores situaciones. Porque las compañías de seguros están más y más, en su competencia para maximizar sus ganancias, negando a la gente los tratamientos más costosos, imponiendo excepciones y restricciones en su cobertura. Los textos de los contratos son tan misteriosos que las personas no lo entienden, mientras las familias tienen que cumplir con sus responsabilidades de pagar las cuotas.

Si se encuentra con una condición crítica como cáncer o una operación cardíaca, por ejemplo, es cuando muchas veces es informado que su plan de salud no cubre tal costo, o que no recibió permiso por la compañía de seguro para tal operación con anticipación. Es por eso que mucha gente cae en bancarrota o pierde su casa.

La manera de conseguir un plan de salud es, individualmente sacando un contrato de plan con la compania de seguro, o en el trabajo, donde la companía puede subscribir a una empresa de seguros para cubrir toda la fuerza laboral, y dependiendo en la situación del lugar de trabajo, si los trabajadores por ejemplo tienen sindicato y están organizados, el porcentaje que cubre el patrono para sus trabajadores—puede ser más alto.

Según un estudio de la companía de encuestas, Thomas Reuters, en el año 2009, sólo 54,6% de las personas podían conseguir un plan de salud de su trabajo; en 2000 era 64,2%. 

CHG. Si un estadounidense no asegurado sufre algún problema de salud a dónde puede acudir? ¿Existen estadísticas sobre el tema?

GLR: Uno de los peores problemas es para la gente en Estados Unidos que no tiene ningún plan de salud, ni privado ni gubernamental, y esa cifra crece con cada día, especialmente con el aumento tan alto en el desempleo. En este momento más de 50 millones de personas no tienen ningún plan o derecho a la salud, por no tener suficientes ingresos para pagar por un plan de cobertura. También ocurre que las compañías niegan la cobertura de un plan por considerar “riesgos” a sus ganancias si, por ejemplo, una persona padece de una enfermedad seria. Aquí eso se llama “condición pre-existente”.

Increíble, ¿no? La gente que más necesita la salud médica por ser enferma no puede conseguir el seguro por los cálculos de las compañías, que ante todo priorizan sus ganancias. Existen en los EE.UU. más de 850 compañías de seguro. La competencia y pelea para bajar los costos y aumentar las ganancias entre las compañías crea una situación donde cada entidad usa más y más restricciones para eliminar a la gente más “riesgosa”, las que costarían más para recibir atención médica.

Se estima que la cifra de personas sin un plan de salud eran 45,7 millones en 2007, y que la crisis de 2008-2009 llegó a un total de 50 millones. En 1993, la cifra era de 37 millones, entonces es evidente que la situación está empeorando profundamente.

La mortalidad de las personas por la falta de seguro fue estudiada y publicada en la revista médica, “American Journal of Public Health”, en su edición de diciembre 2009. Según el informe, la revista estima que “el no tener protección de un plan de salud está asociado con hasta 44.789 muertes cada año en los Estados Unidos, más que la cifra de la gente que muere por causa de la enfermedad renal (42.868)”.

Toda esta crisis de la salud en Estados Unidos, es una de las razones que el movimiento progresista, aboga por la abolición de las compañías de seguro—porque no proveen nada de cuidado de salud, son simplemente parásitos—y por la nacionalización, expropiación de las farmacéuticas. En el documental “Sicko”, el cineasta Michael Moore llama a la abolición de las compañías de seguro. Esa es la única manera de realmente resolver la crisis de la salud en EEUU. Sin embargo, es más necesario que nunca luchar por eso. 

CHG. ¿Hay programas y sitios de atención de salud ubicados en los barrios y regiones más pobres de Estados Unidos?

GLR: Cuando uno piensa en la cifra de las 50 millones de personas que no tienen ningún cobertura de salud en los Estados Unidos, gente que tiene que pagar gran cantidad de dinero simplemente para poder ser atendido por un médico cuando están en una situación crítica—sin hablar del costo del tratamiento—se puede imaginar el sufrimiento de esas 50 millones de personas cuando se enferman.

Para esa gran multitud de personas, su único acceso es cuando se enfermen seriamente y al fin van a un hospital público. Pero el cuidado en esos hospitales es terrible, debido a tanta gente pobre que espera horas y horas para ser atendido. El tratamiento en esos hospitales es generalmente sólo para atender una emergencia aguda, y no para prevención, o tratamientos a largo plazo. 

CHG. ¿Qué pasa con los desempleados entonces?

GLR: Tienen que esperar que consiga nuevo trabajo, y aun así, esperar que otra compañía ofrezca un plan similar con la misma compañía de seguro para tener continuidad.

En esa brecha, entre un trabajo y el otro (y con los altos índices de desempleo y la crisis, es más y más difícil conseguir trabajo) es muy fácil perder la protección de un plan de salud. En esta situación, se estima que, según una organización llamada “Familias USA” en un período de dos años, alrededor de 86,7 millones de personas estuvieron sin un plan de salud, por haber caído en ese “hueco”.

Ha habido algunas reformas mínimas para suavizar el impacto. Por ejemplo, la ley “COBRA” (Consolidated Omnibus Budget Reconciliation Act) que permite al trabajador que pierde su trabajo, continuar su mismo plan del trabajo, pagando el costo totalmente de sus propios bolsillos, hasta por 18 meses. Es por supuesto muy costoso pero permita al trabajador y familia continuar su cuidado de salud.

Para sofocar el enojo que sentía la población al ver los millones de millones de dólares de “rescate” a los bancos y grandes corporaciones a partir de septiembre 2008, la administración de Obama ofreció, en su plan económico de este año, pagar 65% del costo de la COBRA por un período de nueve meses para los trabajadores que han perdido su empleo entre septiembre 2008 y diciembre 2009. 

CHG. ¿Cómo ha incidido el tema de la crisis del capitalismo en el incremento de problemas sanitarios y de salud pública en EE.UU.?

GLR: En el contexto de la crisis económica capitalista, la población está sufriendo de varios problemas: el desempleo, el alto costo de la vivienda, incluyendo la epidemia de pérdida de los hogares por no poder pagar las hipotecas, muchas de ellas basadas en préstamos fraudulentos por los bancos. Pero una de las cosas más sorpresivas en la crisis económica, incluyendo la crisis de la salud, es que más de 62% de las personas que se declararon en bancarrota en el año 2009, fue por sus deudas con servicios médicos.

Y en un reciente estudio, 49% de las personas que perdieron sus casas por la falta de fondos (perdida de trabajo, altas tasas de interes), dicen que el costo de servicios médico les causó la pérdida de sus casas.


EL PRECIO DE SER PANTERA NEGRA EN UN ESTADO POLICIACO

 EL PRECIO DE SER PANTERA NEGRA EN UN ESTADO POLICIACO
x Carolina (Amigxs de Mumia México)

En memoria de Albert ‘Nuh’ Washington, Kuwasi Balagoon, Teddy ‘Jah’ Heath y Bashir Hameed ––ex Panteras Negras y guerrilleros del Ejército de Liberación Negra que murieron en prisión. Que su fuerza se multiplique.

57542107275e5a3a90b93e7a5d8c15b6 (1)
Hoy en día 18 ex Panteras Negras siguen enjaulados en las prisiones de Estados Unidos. La mayoría ingresaron al Partido cuando eran muy jóvenes y han pasado tres o cuatro décadas ahí. Son presos políticos. ¿Quiénes son? ¿Por qué representan una amenaza tan grande para el Estado después de todos estos años? ¿Cuál es su historia? ¿Cuál es su lucha?
“Mi vida política empezó con el Partido Pantera Negra. Cuando una hermana mayor llamada Audrea me dio un ejemplar del periódico The Black Panther en la primavera de 1968, me quedé alucinado. Era como si mis sueños se hubieran despertado para deambular por mi mundo. Leí y releí aquel número, acariciando con ternura cada página, como si fuera la hoja de cebolla de un libro sagrado. Mis ojos bebieron las imágenes de jóvenes hombres y mujeres negros, sus cuerpos delgados y espléndidos revestidos de cuero negro, sus pechos adornados con insignias que proclamaban la rebelión, la resistencia y la revolución. No podía creer mis ojos mientras exploraba las fotos de gente negra armada proclamando su determinación de luchar o morir por la Revolución Negra. Pasarían algunos meses antes de que me uniera formalmente a algo llamado el Partido Pantera Negra pero, en realidad, empecé a ser parte de él desde la primera vez que vi un ejemplar de The Black Panther. Estaba en mi corazón. Por aquel entonces, yo sólo tenía catorce años” ––Mumia Abu-Jamal
Trece años después de unirse con los Panteras, y una década después de que salió de la organización, la participación de Mumia Abu-Jamal en esta organización fue utilizada por la Fiscalía de Filadelfia para condenarlo a muerte. Y treinta-dos años después, esa lucha sigue siendo motivo de orgullo para el autor de Queremos Libertad: Una Vida en el Partido Pantera Negra.
Dice el activista/historiador que cuando Huey P. Newton y Bobby Seale fundaron el Partido el 15 de octubre de 1966, en Oakland, ellos reconocían las rebeliones de Watts y de cientos de ciudades en Estados Unidos como un “Ya Basta” ante la falta de cambios reales en las comunidades negras. Un “Ya Basta” ante décadas de terror policiaca. ¿Sus influencias principales? Frantz Fanon y Malcolm X.
Resalta Mumia que los Panteras no buscaban aceptación en un país sin justicia, libertad o autoridad moral. Por lo contrario, eran descendientes de esclavos rebeldes, parte de una historia de profunda resistencia que él cuenta en los dos primeros capítulos del libro.
Dice Mumia Abu-Jamal: “El Partido no era un grupo de derechos civiles. No creía en el ‘poner la otra mejilla’. Era profundamente laico. No predicaba la no violencia, sino que practicaba el derecho humano a la auto-defensa. Era socialista y promovía el establecimiento (tras una votación o plebiscito) de un estado-nación negro independiente, revolucionario y socialista”.
En Queremos Libertad, Mumia destaca que más de la mitad de los Panteras Negras eran mujeres y que ellas eran las jefas de muchas de las agrupaciones locales. Dice que en las varias ciudades que él visitaba la persona al mando del trabajo diario solía ser una mujer. En particular, agradece a Judi Douglass, la editora del periódico nacional, su paciencia en enseñarle el periodismo desde abajo y contra el poder.

aa_black_panthers_wa
Para unirse al Partido, los nuevos integrantes deberían estar de acuerdo con el siguientePrograma de 10 Puntos, memorizarlo y dedicarse a ponerlo en práctica:
1) Queremos libertad. Queremos el poder para determinar el destino de la comunidad negra.
2) Queremos pleno empleo para nuestro pueblo.
3) Queremos el fin del robo por el capitalista a nuestra comunidad negra. [El texto original decía “por el hombre blanco”; esta frase fue cambiada un poco después.]
4) Queremos vivienda decente, adecuada para alojar a los seres humanos.
5) Queremos educación para nuestro pueblo que muestre la verdadera naturaleza de esta decadente sociedad americana. Queremos una educación que nos enseñe nuestra verdadera historia y nuestro papel en la sociedad de hoy.
6) Queremos que todos los Negros sean exentos del servicio militar.
7) Queremos un cese inmediato a la BRUTALIDAD POLICIAL y a los ASESINATOS de la gente negra.
8) Queremos libertad para todos los hombres negros recluidos en las prisiones federales, estatales y locales.
9) Queremos que toda la gente negra llevada a juicio sea procesada por un jurado compuesto de sus iguales, es decir, gente de su comunidad negra, tal y como viene definido en la Constitución de los Estados Unidos.
10) Queremos tierra, pan, vivienda, educación, ropa, justicia y paz. Y, como nuestro mayor objetivo político, un plebiscito supervisado por Naciones Unidas a celebrar en toda la colonia negra, en el cual solo los sujetos coloniales negros puedan participar, para el propósito de determinar la voluntad del pueblo negro, así como su destino nacional. (Versión corta del Programa de 10 Puntos)

Cuando los Panteras Negras empezaron a patrullar a la policía, armados con una cámara, una grabadora, un código de leyes y una escopeta, ellos reclutaron a muchos nuevos integrantes quienes apreciaban este esfuerzo para enfrentar el grave problema del terror policiaco que azotaba a todas las comunidades negras del país. También llamó la atención pública su acción atrevida de entrar con armas en el capitolio del estado de California el 2 de mayo de 1967 para dramatizar su derecho a la auto-defensa armada.
Para 1968, hubo ramas del Partido en más de 40 ciudades, con varias secciones en ciudades grandes, como Nueva York, Los Ángeles y Filadelfia. Por lo menos 100,000 periódicos [algunas fuentes dicen hasta 250,000] se vendieron cada semana. El Programa no era simplemente palabras escritas en una hoja de papel. Cuando la rama en Seattle empezó un programa de Desayunos Gratis para Niños y Niñas, este programa fue adoptado en todas las ciudades. Cuando los Panteras en Kansas City, Misuri abrieron su Clínica Comunitaria Gratis ‘Bobby Hutton’, grupos en Brooklyn, Harlem, Boston, Cleveland, Filadelfia, Seattle, Chicago y Rockford hicieron lo mismo. Hubo programas de ropa, zapatos, servicio de ambulancia, comida, mantenimiento en varias ciudades ––todo gratis.
black_panthers_black_power_salute_liberation_school
Además de ejercer amplia influencia en las comunidades negras, el Partido Pantera Negra también despertó la esperanza de una transformación revolucionaria del país entre cientos de miles de activistas, tanto en el movimiento anti-guerra y las universidades como en los barrios chicanos, indígenas y puertorriqueños. El Partido fue profundamente anti-imperialista y anti-colonialista y se solidarizó con la lucha palestina y todas las luchas de liberación nacional.

Alarmado por su creciente influencia, el director del FBI, J. Edgar Hoover, declaró que el Partido Pantera Negra representaba la amenaza número uno a la seguridad nacional de Estados Unidos. Fue una declaración de guerra ––una guerra de contrainsurgencia realizada a través de un programa llamado COINTELPRO. Sus tácticas ilegales para “neutralizar”, es decir erradicar, al Partido incluían el homicidio de unos 38 integrantes, los más conocidos de los cuales son Fred Hampton y Mark Clark, asesinados mientras dormían por la policía de Chicago trabajando en conjunción del FBI. En Los Ángeles ‘Bunchy’  Alprentice Carter y John Huggins fueron asesinados por los hermanos Stiner, informantes para el FBI. Otras tácticas de COINTELPRO incluían la tortura, las redadas, la colocación de agentes en la organización, el uso de soplones, la difamación y los rumores, entre muchos otras. Cientos de Panteras fueron encarcelados. En unos casos, notablemente en Los Ángeles donde el veterano de Vietnam Gerónimo ji Jaga había fortificado la central, los Panteras lograron resistir los asaltos de los equipos SWAT, pero en otros lugares las oficinas fueron destruidas.
[¡OJO! Las medidas ilegales de COINTELPRO ahora están legalizadas bajo la Ley Patriota, el modelo impuesto en México y muchos países.]
Sundiata Acoli describe un incidente que nos da una idea del trato a los Panteras por la policía: “En 1969, unos policías de Nueva York tumbaron mi puerta. Estaban buscando a otros dos Panteras, Sekou Odinga y Kuwasi Balagoon, y sin decir una sola palabra me patearon sin piedad. Luego me llevaron a la Delegación #32 en Harlem y me echaron en los separaros con Joan Bird, otra Pantera de Harlem. Sus labios eran tan rotos e hinchados y sus ojos tan morados e hinchados que apenas la reconocí. Me dijo que en un momento durante la golpiza la habían agarrado por los tobillos para colgarla de una ventana del tercer piso, haciendo burlas sexuales y amenazando con dejarla caer si no les informaba del paradero de Sekou y Kuwasi. No los encontraron, y después de mantenernos en la cárcel durante un mes, nos soltaron”.
El Partido Pantera Negra convocó a una Convención Constitucional en Filadelfia para el 4 de septiembre de 1970. El 31 de agosto las tres oficinas de los Panteras en esa ciudad fueron atacadas por la policía y sus integrantes obligados a desnudarse en la calle. “Los 14 de Filadelfia” fueron acusados de atacar a la policía, pero después de tres años los cargos fueron desechados.
Black Panther Party - 1960s

La Convención fue asistida por 6,000 activistas que discutieron varias propuestas. Algunos de los talleres entregaron informes. Según un artículo publicado en The Black Panther el 12 de septiembre de 1970: “En conjunto, estos informes proporcionaban la base para uno de los constituyentes más progresistas de la historia de la humanidad. El control de los medios de producción y de las instituciones sociales estaría en manos del pueblo. Se garantizaba una representación proporcional en la administración de estas instituciones a negros, pueblos del Tercer Mundo y mujeres. Se garantizaba el derecho de autodeterminación a todas las minorías oprimidas. Se afirmaba el derecho a la autodeterminación sexual de mujeres y homosexuales. El ejército sería reemplazado por una milicia popular y la Constitución incluiría una declaración internacional de derechos, prohibiendo a los EE. UU., la agresión e interferencia en los asuntos internos de otros países […] El sistema racista actual sería reemplazado por un sistema de tribunales populares en que las personas serían juzgadas por sus iguales. Las cárceles serían sustituidas por programas comunitarios de rehabilitación […] Se considerarían derechos constitucionales, y no privilegios, el derecho a una vivienda digna, a la atención sanitaria y a guarderías. ”
Panteras enjaulados
 Los ex Panteras que llevan décadas en las prisiones de Estados Unidos son Mumia Abu-Jamal, Sundiata Acoli, Jalil Muntaqim, Herman Bell, Sekou Odinga, Russell Maroon Shoatz, Albert Woodfox, Jamil al_Amin, Veronza Bowers, Fred Muhammad Burton, Robert Seth Hayes, Kamau Sadiki, Maliki Shakur Latine, Abdul Majid, Mondo we Langa, Ed Poindexter, Zolo Agona Azania y Romaine ‘Chip’ Fitzgerald. El Dr. Mutulu Shakur trabajó cercanamente con los Panteras Negras, junto con sus hermanos Lumumba y Zayd. [La mitad de estos Panteras también participaron en la guerrilla Ejército de Liberación Negra (BLA por sus siglas en inglés) junto con compañeros de otras organizaciones; esto será tema de otro capítulo.]
Varios de ellos forman parte de los siguientes casos:
––“los 2 de Omaha” son Ed Poindexter y Mondo we Langa, criminalizados por participar en el Comité para Combatir el Fascismo impulsado por los Panteras Negras en Omaha, Nebraska. Acusados de tenderle una trampa a un policía que murió en una explosión, Ed y Mondo han señalado que la prueba de la falsa acusación en su contra, ocultada del jurado, ahora está en el internet para que todo el mundo pueda escucharla. Es la grabación de la llamada que llevó al policía a su muerte, supuestamente hecha por el joven de quince años, Duane Peak a instancia de los dos activistas. Al escuchar el tono de su voz en la grabación, nadie en sus cinco sentidos podría creer que Duane haya hecho la llamada. http://www.youtube.com/watch?v=zPFUzv-PSK8
Durante su encarcelación Ed Poindexter y Mondo we Langa han escrito obras de teatro y poemas. El titulo del sexto volumen de poesía de Mondo se titula The Black Panther is an African Cat (El pantera negra es un gato africano). Mondo también es artista, y su arte se presenta en este sitio: http://www.mondo.info/

––“Los 3 de Angola” son Albert Woodfox, Herman Wallace y Robert Hillary King, quienes han sufrido décadas en aislamiento por haber organizado una rama de los Panteras en el penal de Angola, Luisiana, una verdadera plantación de esclavos. Entre los importantes cambios que los Panteras lograron en Angola era una reducción en las humillantes revisiones corporales y en la violación de los jóvenes internos. Acusado falsamente de haber matado a un guardia, Woodfox sigue en su celdas de castigo, torturados durante cuatro décadas. Todas sus apelaciones han sido negadas. Las autoridades han dicho abiertamente que ni siquiera permiten que estén en la población general por el temor que vuelvan a practicar “el panterismo negro”. Desde su salida en el 2001, Robert Hillary King (Wilkerson) ha trabajado incansablemente por la libertad de sus compañeros. Un aspecto importante de la campaña por su libertad es la difusión de estudios y testimonios sobre el uso del aislamiento como un método de tortura. Después de resistir con mucha valentía su encierro en celdas de aislamiento durante cuatro décadas, Herman Wallace se enfermó del cáncer de hígado y conoció tres días de “libertad” fuera de prisión antes de morir el 4 de octubre del 2013.

––“Los 8 de San Francisco”, son los 6 ex Panteras detenidos el 23 de enero de 2007 ––Harold Taylor, Richard Brown, Hank Jones, Ray Boudreaux , Richard O‘Neal y Francisco Torres––, más dos compañeros encarcelados desde principios de los años 70, Jalil Muntaqim y Herman Bell, acusados del asesinato del policía John Young en San Francisco el 29 de agosto de 1971, reivindicado por el BLA en represalia por el asesinato de George Jackson. Hubieron sido dos más si no fuera por la muerte de John Bowman un mes antes de las detenciones y la inhabilidad de la policía de ubicar a Ronald Stanley Bridgeforth. Anteriormente varios de los compañeros enfrentaron acusaciones en el mismo caso, pero un juez del estado de California desechó los cargos en 1975 al determinar que el caso se construyó en base a declaraciones hechas bajo tortura. Después de una fuerte campaña para conseguir su libertad, con todas las audiencias asistidas por decenas de personas, el 7 de juilo de 2009, Jalil Muntaqim y Herman Bell aceptaron responsabilidad parcial en el caso a condición de que todos los cargos fueran desechados contra Richard Brown, Hank Jones, Harold Taylor y Ray Boudreaux. El fiscal reconoció que no tenía pruebas contra ellos. El año anterior, los cargos contra Richard O‘Neal fueron desechados por falta de pruebas y el 18 de agosto del 2011, todos los cargos fueron desechados contra Cisco Torres. El caso no ha servido para legitimar la tortura ahora legalizada; por lo contrario, lo que revela es el temor del Estado de la formación de futuros grupos dedicados a la rebelión, la resistencia y la revolución. http://www.freethesf8.org/
ap_black_panthers_081103_ssh
Panteras liberados
 Aunque casi se ha vuelto una obviedad decir que hacen falta fuertes movimientos para liberar a los presos políticos, es importante destacar que mientras los movimientos de los 60 todavía estaban fuertes, las campañas masivas para liberar a los presos políticos generalmente eran exitosas. Cuando Huey Newton fue acusado de asesinar a un policía sólo un año después fundar el Partido, Eldridge Cleaver impulsó una campaña nacional que resultó en su salida en ‘69. Aún cuando el Partido estaba debilitado por los ataques del COINTELPRO y por una escisión interna en 1971, todavía existía mucho apoyo en las comunidades y hubo logros importantes. Bobby Seale y Érica Huggins, también acusados de homicidio, fueron liberados después de una serie de tumultuosas manifestaciones en mayo de ese año.
Un mes después, los organizadores principales de los programas sociales en Nueva York, conocidos como “los 21 Panteras”  (Panther 21), también fueron exculpados de falsos cargos de conspiración para bombardear varios sitios en la ciudad (una idea presentada en una reunión por un policía infiltrado Eugene Roberts). “Los 21 Panteras” eran Afeni Shakur, Joan Bird, Sundiata Acoli, Sekou Odinga, Kuwasi Balagoon, Lumumba Shakur, Dhoruba Bin Wahad, Jamal Joseph, Cetewayo, Shaba Om, Baba Odinga, Dr. Curtis Powell, Robert Collier, Lee Berry, Abayama Ogun Katara, Ali Bin Hassan, Lonnie Epps, Dr. Kuando Kinshasha, Richard “Nine” Harris, Fred Richardson y Thomas Berry.
Algunos Panteras se fugaron de sus jaulas, incluso Russell Maroon Shoats, Kuwasi Balagoon y Safiya Bukhari, aunque la mayoría fueron capturados de nuevo.
blackwarriors2
La fuga de Assata Shakur el 2 de noviembre de 1979 sigue provocando ataques de bilis entre agentes federales y del estado de Nuevo Jersey. El 2 de mayo del 2005 el FBI la declaró una terrorista domestica y ofreció una recompensa de un millón de dólares para su captura. Ocho años después, el 2 de mayo del 2013, el FBI la agregó a la lista de terroristas más buscados y el Procurador del estado de Nueva Jersey aumentó la recompensa a dos millones de dólares.
En años posteriores después del declive de los movimientos, unos pocos Panteras fueron liberados sólo después del robo de décadas de sus vidas, incluyendo a Dhoruba Bin Wahad, en 1992, después de pasar 19 años en prisión aún cuando el FBI tenía en su posesión pruebas exculpatorias en su caso; Gerónimo ji Jaga Pratt, liberado en 2000 después de pasar 27 años en prisión porque el FBI escondió sus propios records de vigilancia que comprueban que él estuvo en una reunión en otra ciudad el día y hora de un asesinato del cual él fue condenado; y Robert Hillary King (Wilkerson), del grupo de presos conocidos como “los 3 de Angola”, liberado en el 2001, después de pasar más de 31 años en prisión antes de que un testigo por fin reconoció que había mentido bajo amenazas del Estado para inculparlo. Aunque sería absurdo decir que se ha hecho justicia, es algo alentador que durante el año pasado, otros tres Panteras por fin salieron de prisión bajo fuerte presión de los grupos que los apoyaban. Herman Wallace, también de “los 3 de Angola” fue liberado ya moribundo el 1 de octubre del 2013 después de haber pasado cuatro décadas en celdas de aislamiento. Marshall Eddie Conway, activista en Baltimore Maryland, fue liberado el 4 de mayo del 2014, después de pasar 44 años en prisión. Y Sekou Kambui fue liberado el 30 de junio del 2014 bajo libertad provisional después de pasar 39 años en las prisiones del estado de Alabama bajo extremo hostigamiento de los guardias.
Varios Panteras liberados anteriormente, incluyendo Safiya BukhariAshanti Alston y han trabajado con el Movimiento Jericó u otros grupos por la libertad de los demás presos políticos. Antes de su muerte en 2003, Safiya Bukhari era una fuente de fortaleza para los presos que ella visitaba. También era fundadora de la Coalición por la Libertad de Mumia Abu-Jamal en la ciudad de Nueva York.
En sus propias palabras
 Varios Panteras Negras que han sido presos y presas políticas (algunos han muertos o han sido liberados) hablan de sus vidas, sus motivos para unirse al Partido, sus experiencias en el Partido y sus casos.
black-panthers
Jalil Muntaqim:
“Yo crecí en una familia de la clase media…Mi mamá siempre me decía: ―Eres Africano. No permitas que nadie te llame otra cosa”…. Las paredes de nuestra casa llevaban imágenes de Rap Brown, Stokely Carmichael, Malcolm X, Martin Luther King. Eran íconos en nuestro hogar…. El asesinato de Martin Luther King me afectó mucho. También los Juegos Olímpicos de ‘68 en México cuando John Carlos y Tommy Smith alzaron el puño en protesta. Eso era significativo para mí. Juan Carlos había sido mi maestro de matemáticas. El conocer la cultura africana y sentirme parte de todo lo que pasaba en la lucha me impresionó. Por otro lado, cuando los Panteras Negras avanzaban después del asesinato de Martin Luther King pensé, “tal vez la protesta no violenta no va a traer los cambios que nos hacen falta”.
“Cuando vi a los Panteras Negras en la tele, le dije a mi mamá:
––Mamá, yo voy a ser uno de ellos. Voy a ser parte de esto.
–– ¿!!!Quéeee?!? Esos jóvenes no saben lo que hacen.
––Pero mamá, están peleando por la gente negra”.
Entrevista con RBG:
Dhoruba Bin Wahad:
“Crecer en los años 50 durante la Guerra Fría durante el régimen de Eisenhower en las ciudades del norte fue como crecer en una deformación del tiempo para la gente negra. No habíamos empezado a luchar plenamente por nuestra libertad y liberación contra las fuerzas de opresión. Viví en el Bronx Sureste en el Camino Boston en la Calle 166. En aquel momento fue una comunidad de obreros negros y puertorriqueños. Cuando yo era muy joven pertenecí a una pandilla grande del Bronx y de Harlem. Esas pandillas nos llevaron a una vida de delincuencia callejera, la muerte, la droga o la cárcel. Los que salimos y sobrevivimos éramos las excepciones”.
“En este ambiente muchos de nosotros nos hicimos hombres. En este ambiente muchos de nosotros morimos. Nunca llegamos a ser hombres o mujeres. Durante esta transición o rito de pasaje muchos de nosotros conocimos la realidad de ser pobre y negro en esta sociedad. En ese ambiente hice un pacto conmigo mismo que no pude aceptar la autoridad tiránica. . . ”
“Fui a la cárcel cuando era muy joven, a la edad de 18 por asalto agravado…. La experiencia de 5 años en prisión bajo el intenso racismo y brutalidad policial acentuó mi deseo de aprender más sobre el sistema que me había programado para esto. Algunos de nosotros estudiamos y leímos varios libros en prisión. Estos compañeros me pusieron el nombre Dhoruba, que en swahili significa “nacido en la tormenta”. Empecé a leer libros que me afectaron profundamente y me hicieron entender que yo era Africano viviendo en una tierra que no era mía. . . ”
“Salí de la cárcel en la primavera de 1967 para encontrar una sociedad en medio de un cataclismo social. La guerra de Vietnam estuvo en pleno apogeo. Fue el verano de amor. Todo había cambiado radicalmente desde 1962. . . Vi que el partido Pantera Negra reflejaba en su programa lo que yo había vivido como un joven negro. Por eso, después del asesinato de King en la primavera de 1968, supe que los Panteras estaban organizando en Nueva York, y tomé la decisión de ir a ver lo que hacían”.
[Extractos del documental Passin‟ it on: The Black Panthers‟ Search for Justice]
Safiya Bukhari:
“No eran los Panteras que me convencieron a unirme al Partido Pantera Negra. Fue la policía…Estaba yo en la Calle 42 con una amiga cuando nos fijamos que una multitud se estaba formando en la esquina. En el centro de la multitud se encontró un Pantera con unos periódicos debajo del brazo. También estaban ahí dos policías. Los policías le estaban diciendo al Pantera que él no podía vender los periódicos ahí y él estaba diciendo que sí podía. Sin pensarlo, yo le dije al policía que el hermano tenía el derecho de vender material político en cualquier lugar. Me pidieron mi credencial y me detuvieron junto con mi amiga y el hermano que vendía los periódicos. Una vez que entramos en la patrulla la bestialidad de los policías se hizo evidente. Mi amiga empezó a decir algo y uno de los policías la amenazó con meterle su tolete. Luego empezó un monólogo sobre la gente negra. Escuché y me enojé. En la delegación nos desnudaron y nos revisaron. Un policía le aconsejó a la que me había revisado que más le valía lavarse las manos para no contagiarse de algo….Esa misma noche les expliqué a mi mamá y mi papá lo que había pasado. Les dije que no podía permitir que la policía saliera con la suya. Tuve que defender mis derechos como ser humano. Mi mamá dijo: ‘Si piensas que es lo correcto, hazlo.’ Volví a Harlem y me uní al Partido Pantera Negra”.
Al empezar a trabajar diario con los Panteras de Nueva York, Safíyah se dio cuenta que los días eran largos e incluían clases, ejercicios, entrenamiento en el uso de armas, venta de periódicos y trabajo en los varios proyectos. Hubo castigos por violaciones de las reglas. Si llegabas tarde, tenías que correr alrededor de la cuadra cinco veces. Una vez Safiya tenía que limpiar el edificio entero por no haber cambiado el pañal de su hija. En otra ocasión, su castigo por pelear con una compañera era leer Los condenados de la tierra de Frantz Fanon y escribir un texto sobre lo que el autor había dicho sobre los desórdenes mentales.
Safiya se dio cuenta que las detenciones y golpizas no eran las únicas tácticas usadas por el Estado contra los Panteras. Un día observó que no estaban llegando al desayuno tantos niños como antes. Luego se enteró de un rumor corriendo en la comunidad que la comida estaba envenenada.
Al responder a unas críticas sobre el sexismo en el Partido, Safiya afirma que “aunque no hemos erradicado las actitudes sexistas por completo en el Partido o en la comunidad, ha sido una lucha abierta con las cartas sobre la mesa”. Insiste en que el tema no se puede considerar fuera del contexto histórico de las relaciones entre hombres y mujeres durante la esclavitud. Dice que “nuestra lucha por la libertad como un pueblo tiene que significar libertad para todos y todas. Libertad para los hombres, libertad para las mujeres”. [Safiya Bukhari, The War Before (La Guerra de antes), Feminist Press, NY, 2010.]
623l
Marshall Eddie Conway:
“Yo estuve en Europa en el Ejército de Estados Unidos…en 1966 y la Guerra en Vietnam estaba en curso…Parecía que hubo un esfuerzo de parte de los blancos para movilizarse con ideas del Ku Klux Klan y los neo-Nazis…Pintaron sus símbolos en nuestras puertas…y nos hostigaron…por eso empezamos a buscar maneras de poner fin a esto. Empezamos a reunirnos para platicar”.
“Hubo una serie de disturbios, o levantamientos en Estados Unidos…y uno en especial me llamó la atención. Fue en Newark, New Jersey en 1967.” Dice Eddie que vio una foto de un vehículo blindado con una ametralladora apuntada a un grupo de mujeres negras en una esquina. “Fue algo estremecedor e instructivo. Fue el catalizador que me hizo decidir que ya no iba a quedarme en el Ejército y definitivamente no iba a ir a Vietnam. Tomé la decisión de regresar a casa para ver si podía hacer algo para cambiar las condiciones en mi propia comunidad….Un poco antes, Malcolm X fue asesinado y había mucha información sobre él…Antes, yo no había considerado la experiencia histórica de la gente negra o lo que nos estaba pasando colectivamente…Empecé a leer más y pensar en lo que yo podría hacer…Inicialmente me uní a CORE y ayudé a integrar el departamento de los bomberos”…
“Después de los disturbios en Baltimore en ‘68, empecé a ver otras organizaciones y sentí más afinidad con los Panteras Negras. Por lo menos hacían algo para hacer la comunidad negra más auto-suficiente e independiente. Me parecía que tenían una perspectiva amplia, que no eran nacionalistas, sino que trabajaban con todo tipo de personas—blancos, puertorriqueños, chicanos, nativo-americanos—todos. Pensé, bien, podemos trabajar con la gente donde vive para resolver unos de los problemas de pobreza que afectan a la gente negra, como el hambre, la falta de educación, etc…Renuncié de los bomberos y dejé las tácticas integracionistas de CORE. Empecé a trabajar en el Departamento de Correos y, a la vez, trabajaba con los Panteras en su programa de desayuno gratis, dando de comer a los niños. Los recogía en la mañana en su casa, los llevaba al lugar donde mi esposa Kay y yo les dábamos de comer, y luego los llevaba a la escuela. En la noche trabajaba en el Correo y en la tarde daba clases en primeros auxilios y educación política”.
“[En los Panteras Negras] yo era el encargado de Seguridad y puse al descubierto la colocación de un agente provocador en la organización por la Agencia de Seguridad Nacional. Él era capitán de Defensa y fundador de la rama de los Panteras en Baltimore. Se llama Warren Hart…Huyó del país hasta Canadá…y luego al Caribe…Aunque no tengo pruebas, estoy seguro de que me volví blanco de persecución debido a mi trabajo en revelar las actividades de ese agente”.
En 1970, Eddie Conway fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de un policía. Siempre ha dicho que no lo disparó. Desde entonces ha estado en la cárcel. Acaba de publicar un libro adaptado de su Tesis de Maestría, The Greatest Threat (La amenaza más grande) iAMWE Publications, Baltimore MD, 2010.
En su libro, Eddie Conway plantea que a pesar del amplio reconocimiento del Partido debido a sus patrullas armadas, su anti-imperialismo y su oposición a la Guerra en Vietnam, igual que a incidentes específicos como la protección de la viuda de Malcolm X, Betty Shabazz, y la entrada de los Panteras con armas en la Asamblea estatal en Sacramento, su trabajo más importante era el servicio a la comunidad. Dice: “El patrullar a la policía en la comunidad africano-americano no sólo era para frenar los asesinatos semanales por la policía, sino también para ofrecer un ejemplo de la potencial de la comunidad”. Al hablar de los programas de servicio, o de sobrevivencia, Eddie cita un memorando de J. Edgar Hoover del FBI que ordena un ataque contra ellos. Dice Hoover: “El BPP no implementa el programa de Desayunos para Niños por motivos humanitarios. Este programa fue iniciado por obvias razones, incluso por sus esfuerzos para crear una imagen de civilidad, tomar control de los Negros y llenar a los adolescentes con su veneno insidioso” [Es decir, con sus ideas de libertad y liberación.] Comenta Eddie Conway que “El asunto de niños africano-americanos con hambre no le importaba a Hoover mientras planeaba la destrucción del único programa que estaba dando de comer a los niños”.
[Entrevista por teléfono a Eddie por Karla] http://www.freeeddieconway.org/


Veronza Bowers:
“Crecí en el pequeño pueblo de McAlister, Oklahoma rodeado por mujeres. Mi papá estaba en el ejército durante 25 años. Mi bisabuela tenía siete años cuando prohibieron la esclavitud en Estados Unidos. Nos contó muchas historias… Crecí en un ambiente de amor y apoyo en la pequeña comunidad negra. En los días de segregación, hubo una bonita escuela de ladrillo rojo para los blancos pero nosotros íbamos en camión al otro lado del pueblo a la escuela para los Negros llamada L‘Overture. No me enteré de quién era Toussaint L‘Overture hasta años después. Los Negros éramos permitidos ir a sólo uno de los tres cines del pueblo, sólo en los fines de semana, y teníamos que sentarnos en el balcón. Una vez trajeron la película Los Diez Mandamientos y organizaron proyecciones especialmente para la población negra durante dos semanas, cuando nos permitieron sentar en el piso bajo. Después fumigaron el cine porque habíamos estado ahí. En 1954, cuando integraron las escuelas alguien me llamó “nigger” por la primera vez”.
“Después de estar en la Armada unos meses, empecé a conocer las enseñanzas de Malcolm X y de la Nación de Islam. Había más gente que reconocía que éramos alguien y no sólo el tapete del mundo. Mi abuela y otras personas de mi comunidad me habían dado un sentido de orgullo y la esperanza de un mañana mejor. Aprendí de Malcolm X que teníamos que luchar por ese mañana mejor”.
“Cuando escuché de los Panteras Negras en Oakland, pensé que tal vez podríamos hacer algo para nuestro pueblo. Después de conocerlos, ayudé a organizar la rama de los Panteras en Omaha, Nebraska, pero hubo problemas. Tan duros eran los ataques del gobierno contra la organización que uno de los propios organizadores era policía. Luego me uní a la rama de Panteras en Richmond, California”.
“Empezamos a enfrentar los problemas en las comunidades con desayunos gratis para niños y otros programas. Por ejemplo, protegíamos a los ancianos. Si un joven agarraba la bolsa de una mujer grande, tenía que devolvérsela. Luego ese joven sería reclutado para proteger a la gente y no agredirla. Queríamos un futuro mejor para nuestro pueblo. Sabíamos que teníamos que hacer algo. Yo nunca había tenido problemas con la ley antes de salir a vender el periódico de los Panteras”.
En agosto de 1973 un guardabosque fue asesinado en la costa de California y Veronza Bowers fue incriminado del delito debido al testimonio falso de dos testigos pagados $10,000 cada uno para mentir. Recibió una sentencia de cadena perpetua.
Veronza ha sido una importante fuerza para la paz en cada prisión que ha pisado. Da clases de yoga y meditación, toca la flauta shakuhachi, se relaciona con la comunidad rastafari y ha ayudado a cientos de presos a sanarse.
El 21 de junio de 2005, Veronza debería haber salido bajo libertad condicional después de cumplir 31 años en prisión. Había regalado sus tenis, sus libros y otras cosas a sus compañeros presos. La fiesta de recepción estaba planeada y sus parientes y amigos estaban en camino desde varias partes del país. Luego llegó la noticia. Veronza no saldría.
Después se supo que a instancias de la Orden Fraternal de Policía (FOP), elProcurador federal Alberto Gonzales había intervenido para “pedir”, es decir ordenar, que el Consejo de Libertad federal “revisara” su decisión. [Esta es la mima FOP al mando de la campaña para ejecutar a Mumia Abu-Jamal durante 29 años y que indudablemente ha intervenido para mantener a muchos otros presos en la cárcel.] Hasta la fecha, Veronza queda tras los muros.
[Entrevista con la estudiante Eda Levinson. KZYX domingo, 29 de diciembre de 2002.http://www.veronza.org/ ]
black-panthers-02-_c_-cine-tamaris
Mondo we Langa:
“Me uní a la rama del Partido Pantera Negra en Omaha, Nebraska, en 1969 y era integrante en el momento de mi detención en 1970. Me inscribí porque admiraba el trabajo que el Partido hacía al defender a la gente africana de la arrogancia policial basada en la supremacía europea y porque quería ser parte de algo ––que fuera defender a la gente ante los ataques policiales contra la comunidad africana, darle de comer a los niños y niñas africanas, o revelar la naturaleza anti-africana del sistema político-económico –– en el cual la gente africana estaba avanzando bajo nuestro propio liderazgo y por nuestros propios esfuerzos colectivos. Aunque mi participación me convirtió en blanco de una fuerte represión que resultó en mi encarcelación durante más de 30 años [ahora son 45], estoy orgulloso de haber sido Pantera y agradecido por lo que la experiencia aportó a mi desarrollo como persona africana”.
“Durante un rato, mantuvimos lo que llamamos la Escuela “Vivian Strong” de liberación para niñas y niños, donde di clases en la formación política y la “historia negra”. Al enseñar esta historia del pueblo africano, yo era limitado en la información y comprensión que podía transmitir a los niños debido a mi conocimiento inadecuado de la historia de nuestro pueblo más allá de las fronteras de espacio y tiempo de los Estados Unidos de América (ocupada)”.
[Let Freedom Ring http://books.google.com.mx/]
Gerónimo Ji Jaga Pratt:
“Bueno, yo crecí en la segregación, y tuvimos de lidiar con el terror de la violencia del Klan, y otras formas de ignorancia de esa gente. Pero el crecer en este tipo de ambiente, me generó un orgullo, o un sentido nacionalista, de que podíamos gobernarnos a nosotros mismos, que podíamos protegernos, que no necesitábamos estar con nadie que no quisiera estar con nosotros. A partir de esto, yo fui parte de un grupo, escogido por los mayores, que iba a recibir entrenamiento militar, para luego volver a la comunidad y ayudar a protegerla, reviviendo a los viejos soldados. Sucedió que cuando fui seleccionado, sucedió Vietnam, y terminé yendo a Vietnam y sobreviví eso, dos veces, o dos veces y medio. Y cuando regresé, fue poco después del asesinato de Martin Luther King, que causó en la nación negra una reacción más o menos general de ‘ya no va más’. Y todos decían: ‘Tenemos que hacer algo’. Entonces, nosotros, los militantes jóvenes tuvimos un accionar a través de toda la nación, y así es como terminé aportando lo poco que podía aportar, en esas ciudades”.
“Me arrestaron dos años después en 1970, en Dallas, Texas, donde tuve un papel clave en la organización del primer grupo de las Panteras Negras en Dallas y en otras partes del Sur. Me acusaron debido a una conspiración del gobierno, liderada por Hoover -en lo que llamamos el régimen Hoover-Nixon- que fue una conspiración ilegal contra toda la izquierda, contra el movimiento entero”.
“Me tuvieron en el ‘hoyo’ en San Quentin y Folsom. Primero en el ‘hoyo’ en Dallas, Texas, donde me agarraron, y luego en el ‘hoyo’ de la cárcel del condado de Los Ángeles, que es como una pesadilla, cuando se habla de los ‘hoyos’ de Texas y del condado de Los Ángeles, la vieja cárcel del condado, y luego en los ‘agujeros’ de las prisiones estatales. Estaba encerrado en una celda veinticuatro horas por día. Luego, después del segundo año, 23 horas y media. Me dejaban salir media hora”.
“Esto significa que este país tortura a la gente. Y ahora mismo, Hugo Pinell lleva 27 años en el ‘hoyo’. Woodfox, Wallace y King, quienes están en la Prisión Estatal de Angola en Louisiana, llevan 23 años en el ‘hoyo’. Entonces cuando hablamos de ocho años, y vemos lo que está sucediendo hoy, es difícil para mí hablar de esos ocho años por lo que está pasando en este momento”.
[Entrevista con Amy Goodman en el 2000, tres años después de que salió de prisión. Difundida de nuevo en un reportaje de Democracy Now después de su muerte en Tanzanía el 2 de junio de 2011.]
Robert Hillary King (Wilkerson):
“No pude haber sobrevivido esos 29 años sin la valoración de los Panteras Negras…es la verdad que me ha sostenido”.
“La consigna del Partido Pantera Negra ‘Todo el poder al pueblo’ viene del concepto que el poder en realidad reside en el pueblo pero la gente ha entregado ese poder a un pequeño grupo llamado políticos y de esta manera queda a la merced de las siempre cambiantes restricciones definidas como leyes”.
“Yo estuve en el Campamento J durante dos años…La tortura física y psicológica de los presos no se frenaba. Fui informado por unos oficiales del campamento que lo que ellos hacían fue aprobado por personas en posiciones de poder. Les creí. ¿De qué otra manera podría durar tanto tiempo? …Construyeron toda una unidad psiquiátrica en la prisión, principalmente para las víctimas de las atrocidades perpetradas en el Campamento J”.
“Nombremos las prisiones exactamente lo que son: una perpetuación de la esclavitud. Supuestamente abolida por la Enmienda 13 a la Constitución, la esclavitud está permitida para ‘personas debidamente condenadas de un crimen’… Mumia Abu-Jamal está en prisión porque la esclavitud nunca fue abolida. También Jalil Al Amin, antes H. Rap Brown, los 8 de San Francisco, Herman Wallace y Albert Woodfox…Hay que reconocer la prisión como esclavitud y dejar que los políticos sepan que nosotros sabemos esto. . . Nosotros mismos, la gente, somos nuestro mejor recurso”.http://angola3news.blogspot.com/
129340-004-8D8C8886
Albert Woodfox:
“(Con respecto a organizar una agrupación de los Panteras Negras) Fuimos a platicar con todos los presos. Les preguntamos cómo se sentían sobre muchas cosas, incluso la comida. Tal vez una de las cosas más importantes que hicimos… era formar un escuadrón que actuaba contra las violaciones. En aquel entonces, entraron muchos internos jóvenes de 18 o 19 años. Los obligaron a ser esclavos sexuales para los pervertidos. Los guardias estaban conscientes de esto. Algunos sacaron ganancias de la venta de los jóvenes. Era un instrumento para controlar a la población carcelaria. Intentamos poner fin a la animosidad racial… entre los internos blancos y negros. No hubo muchos blancos donde nosotros estábamos. Intentamos organizar contra la falta de mallas mosquiteras en los dormitorios. Los mosquitos nos comían en el verano. No hubo ropa adecuada para los internos. Para hacer el trabajo obligado en el campo, no tenían zapatos o botas o impermeables o guantes. La comida siempre estaba inadecuada. Mucha comida entregada al penitenciario para nosotros desaparecía. Lo mismo pasó con la ropa. Como mencioné, hubo muchas violaciones de los jóvenes. Por eso, Herman y yo y otros compañeros tomamos la decisión… de establecer una agrupación del partido Panteras Negras en la prisión. El compañero Ron Ailsworth de Nueva Orleans se lo pidió a la central. Nos dieron permiso de intentar conformar una agrupación. Con respecto a cómo nos relacionábamos con los internos, nada más platicamos con ellos, a veces en pequeños grupos. Cuando nos conocían mejor, a veces íbamos a la cancha de futbol americano. Obviamente teníamos que ser un poco discreto, o si no, nos hubieran aislado inmediatamente. O peor, nos hubieran dado una fuerte paliza. Nuestra manera de guiar era intentar ser un ejemplo en lo que hacíamos y en nuestra manera de tratar a los otros internos”.
[extracto del documental The Last Slave Plantation]
Herman Wallace:
“Me han preguntado muchas veces cómo he logrado mantenerme cuerdo durante estos 32 años de tortura, cuando tantas otras personas en aislamiento hacen daño a sí mismos o a otras personas. En 1971 dediqué mi vida a lucha por la liberación de mi pueblo. Me guían los principios y la ideología del Partido Pantera negra…”
“…He visto a guardias echar cubetas de agua helada (en el invierno) sobre hombres vestidos en batas de papel con sus manos y pies atados. He visto a guardias arrebatarle la charola a un preso y aventar la comida contra la pared, y luego llamar al equipo de SWAT para golpear y echarle gases lacrimógenos al preso por supuestamente haber aventado la comida. Después, lo llevan a la clínica. Es acusado, enjuiciado, encontrado culpable y condenado a entrar en el programa de castigo de nuevo desde el principio, aparte de pagar por el tratamiento médico y el daño a la pintura en la pared”.
“Con toda honestidad, no creo que pudiera haber sobrevivido tantos años en aislamiento si no fuera por la estructura del Programa de 10 Puntos del Partido Pantera Negra. Para sobrevivir, hace falta una estructura de creencias. Y el Programa de 10 Puntos nos ha ayudado a Albert y a mí en mantenernos suficientemente firmes para aguantar la incesante tortura de 32 años en aislamiento por un crimen que no cometimos”.
“El sistema en esta prisión y, que yo sepa, en otras prisiones, está diseñado a destruir cualquier pensamiento de libertad o independencia. Es la directa respuesta de un gobierno fascista que teme las demandas de gente pobre y gente de color que busquen libertad y el derecho a determinar su propio destino. Es una respuesta reaccionaria al llamado para pleno empleo, reparaciones, vivienda, educación, salud, y un fin a la brutalidad policiaca y asesinato de toda la gente pobre y oprimida del mundo. Nosotros queremos libertad para toda la gente pobre y oprimida mantenida en prisión. Queremos tierra. Y más que nada, queremos justicia y paz. Éste es el sistema de creencias a que me aferro. Es mi sobreviviencia”.      [Entrevista. http://spiritualsocialjustice.tribe.net/thread/32d707a7-ff05-4b8a-8a15-f298f4f69cc0 ]
Ashanti Alston:
“Cuando yo era adolescente hubo varias organizaciones…Mis amigos y yo gravitamos hacia los grupos que se defendían….Los Panteras Negras tenían programas. Tenían la manera de involucrarte en los asuntos importantes de la comunidad. Y esto era una nueva experiencia para mí. No era simplemente el Poder Negro como algo abstracto. Nos dio la manera de hacerlo real en la comunidad. Aprendimos como organizar la oposición a la brutalidad policiaca o exigir los derechos de vivienda…en lugar ser un grupo intelectual que nada más debatía las ideologías…”
“Cuando organizamos un grupo en Plainfield, Nueva Jersey, era la temporada de verano, por eso no empezamos un programa de desayunos gratis, sino uno de almuerzo gratis. Teníamos una oficina. Estas cosas nos dieron una presencia en el barrio y nos permitieron ser reconocidos e involucrarnos en otros asuntos. Caminamos mucho en la calle, en el barrio. Si encontramos gente con problemas con los dueños de sus edificios, pudimos darles información y ponerlos en contacto con gente que sabía organizar una acción en apoyo a los derechos de los inquilinos como una huelga de renta. Todo esto era nuevo para nosotros, algo como entrenamiento en el trabajo; aprendimos lo que significaba ser revolucionario, o como dijimos en el Partido de los Panteras, un ‘sirviente del pueblo’”.
“Estábamos en el bachillerato y no había cursos de la Historia Negra. Nosotros éramos como los estudiantes militantes que queríamos estos cursos y estábamos dispuestos a organizar un boicot de clases o una marcha a la regencia…También estábamos muy involucrados en el movimiento anti-guerra. Hablamos en programas y repartimos información para convencer a la gente que no deberíamos apoyar esa guerra…También organizamos apoyo para los presos políticos”.
“Creo que el propósito de COINTELPRO era desbaratar a los grupos que presentaban una amenaza al estilo de vida americano…Esto incluía muchos grupos, hasta grupos pacifistas. Algunos de los documentos sobre el Movimiento de Liberación Negra dicen que el FBI no debe permitir la ascendencia de un “mesías negro”. También hay una cita de un agente del FBI que decía algo como “el negro que pretenda ser revolucionario será un revolucionario muerto”…Si consideras los tiempos de Marcus Garvey, de “la Amenaza Roja”, de los anarquistas, los socialistas, o los wobblies, está claro que el trabajo del FBI es poner fin a la actividad revolucionaria. Su trabajo es proteger el estilo de vida americano. Es su razón de ser. Es lo que hacen…Es lo que hacen aún cuando tengan que violar sus propias reglas y leyes que sus propios políticos aprobaron…”
“¿Por qué quieren parar a los Panteras Negras? Porque una de las contradicciones más básicas del país es haber sido establecido por encima de la extinción casi total de la población indígena y el secuestro y esclavitud de millones y millones de Africanos. Es la base del país. Dado que estos grupos están en los más bajo de la escala, son las amenazas más grandes ¿no?…Debido al tamaño y ubicación de las comunidades negras, la mayoría de las cuales todavía están en las regiones industriales urbanas más importantes, ellos no pueden permitir que movimientos revolucionarios se formen entre la gente negra”.
“En los 60, tienes el Partido Pantera Negra que realmente ha captado la imaginación de la gente y ha ofrecido a la juventud la posibilidad de ver sus vidas de una manera distinta y ha empezado a cambiar el llamado estatus quo americano. Es sólo lógico que el FBI y el gobierno, tanto local como federal, van a concentrar en lo que consideran la amenaza social más peligrosa”.
[Entrevista con Andrew Vidal publicado en The Greatest Threat, p. 161]
f3985fea4460058f7fe483fde751b1de
17_panthers_06









Sundiata Acoli:
En su artículo titulado  “Una breve historia del Partido Pantera Negra”, Sundiata escribió: “En el verano de 1968, David Brothers estableció una rama del Partido Pantera Negra en Brooklyn, Nueva York, y unos pocos meses después Lumumba Shakur fundó una rama en Harlem, Nueva York. Yo me uní a la rama de Harlem en otoño de 1968 y era el encargado de finanzas hasta que fui arrestado el 2 de abril de 1969 en el caso de conspiración de los 21 Panteras, que fue el pistoletazo de salida para el ataque a escala nacional del gobierno contra el Partido Pantera Negra. Moviéndose hacia el oeste, los departamentos de policía de cada ciudad llevaron a cabo redadas militares en las oficinas y casas del Partido en Filadelfia, Chicago, Newark, Omaha, Denver, New Haven, San Diego, Los Ángeles, y otras ciudades, asesinando a algunos Panteras y arrestando a otros”.
“Después de que yo y los Panteras de “los 21” éramos encarcelados durante dos años en espera de juicio, fuimos absueltos de todos los cargos y puestos en libertad. La mayoría de nosotros volvimos a la comunidad y al Partido Pantera Negra pero por aquel entonces COINTELPRO había pasado factura. En el Partido se extendía la disensión, tanto interna como externa. Los conflictos internos, divisiones, intrigas, y la paranoia se habían arraigado tanto que finalmente la mayoría de los miembros se distanciaron o fueron expulsados. Algunos continuaron la lucha en otros frentes y otros básicamente se retiraron por completo. El Partido continuó cojeando varios años más, luego murió de lo que pareció ser una muerte natural”.

En su evaluación de los Panteras Negras, Sundiata menciona como aciertos la práctica de la auto-defensa, la ideología nacionalista revolucionaria, la táctica de organización de masas, la práctica de la igualdad de las mujeres, y las técnicas de propaganda. Para él, los aspectos negativos eran los líderes corruptos, la combinación de legalidad y clandestinidad, las capacidades retóricas excesivas, las tendencias lumpen, el dogmatismo, el fracaso en la organización de fundaciones económicas en la comunidad y la mentalidad televisiva.
[“Una breve historia del Partido Pantera Negra” http://www.sundiataacoli.org/
Assata Shakur:
“Yo respetaba mucho a los Panteras Negras, a Huey Newton, a Bobby Seale…pero tenía unas inquietudes… y por eso no me había inscrito en el Partido…Me impresionaron mucho los Panteras de Oakland. Pasé por sus oficinas a platicar varias veces…Un par de noches ayudé en el centro de distribución del periódico…Los periódicos salían en la noche y la gente trabajaba durante toda la madrugada, haciendo paquetes para enviar por todo el país. Varios Panteras trabajaban en esto, pero más que nadie la gente de la comunidad que aparecía para echarles una mano”.
“Salió en la prensa la imagen de aquel joven de 17 años con un rifle debajo de su saco….Sólo tenía 17 años y había desafiado a todo la estructura marranal de poder de Amerikkka…Me salieron lágrimas que yo no sabía que tenía… ¿Quién era Jonathan Jackson? …¿Qué tipo de rabia, qué tipo de opresión y qué tipo de país había producido ese joven?… Cientos de personas asistimos al funeral…Pusieron una bocina para la gente en la calle…Los Panteras Negras, solemnes y determinados, marcharon en formación militar. Me dio mucho gusto que estuvieran ahí. Hace falta que alguien defienda a la gente negra para que no quedemos víctimas para siempre, pensé…Si sigo siendo una víctima, esto me va a matar, pensé. Ya era hora para hacer algo con mi vida. Quería ser una de las personas que defendían al pueblo….Lo pensé durante todo el viaje de regreso a casa. De todas las cosas que yo había querido ser cuando era niña, una revolucionaria definitivamente no era una de ellas. Ahora es lo único que quería hacer”.
10314511_1493762457529957_7260414471119186969_n
“Una bola de energía entró en la oficina del Partido Pantera Negra en la Avenida 7. Si me hubieran conectado con un foco, habría iluminado la mitad de Harlem…La misma noche subí al camión para Filadelfia donde sucedió la Convención Constitucional. Estaba tan feliz como un perro en huesotitlán…Al regresar a Nueva York me asignaron al grupo médico. Joan Bird era mi supervisora…Manteníamos a los Panteras en buena salud y les enseñábamos primeros auxilios. Periódicamente pusimos mesas en la calle para ofrecer pruebas de tuberculosis o de anemia falciforme…Yo era una pésima vendedora de periódicos y a veces convencía a mis amigas benévolas a comprarlos para luego regalarlos a la gente… Odiaba levantarme a las 4:30 de la mañana y no era muy entusiasta sobre la idea de hacerlo diario para preparar desayuno para los niños… pero el trabajo resultó ser un gozo muy grande…”
“Mis amigos más cercanos en el Partido eran Dhoruba, Cetewayo y Jamal…Llegaron a mi casa y platicamos toda la noche. Aprendí más en una sola noche que había aprendido en la universidad en todo un mes. Pero les costaba trabajo relacionarse conmigo. Puedo ser tan terca que seis mulas…aunque ya no odiaba a la gente blanca y no veía a todos como el enemigo, tampoco me agradaban tanto…”
“Al principio no sentí la represión de manera muy directa. Sabía que el Partido estaba bajo ataque pero esto me parecía algo lejano…”
“Una de las mejores cosas de la lucha es la gente que conoces. Nunca me imaginaba que existía gente tan hermosa…Ser amiga de Zayd era muy importante…Nunca dijo una sola mala palabra sobre ningún compañero…Yo lo respetaba porque se negaba a ser parte del culto al machismo que era parte del Partido…Siempre me trataba a mí y a todas las otras hermanas con respecto…Nos comunicábamos a un nivel tan intenso y honesto que después me preguntaba si era real…Luego me pidió trabajar con él en unos proyectos, especialmente con los grupos de blancos que estaban recaudando fondos para los “21 Panteras” que todavía estaban en la cárcel. Yo odiaba esto. Lo bueno es que juntaron $100,000 para la fianza de Sundiata, pero el puerco juez Murtagh no lo permitió salir. Estábamos furiosos”.
“Empecé a sentir raras vibraciones…No estaba muy satisfecha con el rumbo que el Partido tomaba…Cuando Huey cambió su título al ridículo “Comandante Supremo” y luego al aún más ridículo “Sirviente Supremo”, casi nadie dijo nada…Hubo muchos rumores…Las cosas iban de mal en peor…Hubo un artículo que decía que Huey vivía en un departamento que costaba $650 al mes. Los Panteras de Harlem quedaron estupefactos…Muchos Panteras leales y comprometidos fueron expulsados por Huey. Uno de los primeros era Gerónimo Elmer Pratt. Luego vinieron las expulsiones de “los 21 Panteras”…Zayd intentó tomar un papel conciliador…Como Zayd, Cet y Dhorba pensaban que podrían resolver esa locura y si no fuera por el FBI es probable que lo hubieran hecho. En aquel entonces nadie había escuchado del COINTELPRO. Nadie pudo haber sabido de las falsas cartas enviadas a Eldridge Cleaver…y a Huey… Cuando trajeron a la oficina el periódico que llamó a Dhoruba, Cet y la esposa de Cet, Connie Matthews Tabor enemigos del pueblo, yo me negué a venderlo…Decidí que ya era el momento para salir del Partido”.
[Assata: An Autobiography. Lawrence Hill & Company, Westport, 1987.]
Albert Nuh Washington:
“Al gobierno de Estados Unidos le daba miedo el Partido Pantera Negra porque existía todo un grupo de gente oprimida y el Partido estaba predicando directamente a este grupo. El gobierno y sus organizaciones de contrainteligencia han enfrentado estas cosas en otras partes del mundo, y luego los vieron en su propio jardín”.
“Creo que muchas personas no se dan cuenta que el Partido Pantera Negra era una de las primeras organizaciones que estaba totalmente organizada y que tenía principios e intentaba mantener su integridad. Si observas la historia de otros países donde se formaban partidos de liberación, encuentras que tardaron treinta o cuarenta años en aprender a luchar. El Partido Pantera Negra había hecho importantes avances en sólo cuatro o cinco años. Pero debido a la presión ejercida por el gobierno, era incapaz de utilizar todas las herramientas que tenía. Y no teníamos el personal suficientemente informado para guiarnos a través de todas las trampas que nos tendieron…”
 “Entonces, cuando consideras el Partido Pantera Negra, hay que ponerlo en su contexto histórico. Los errores son parte de la lucha. Los reveses son parte de la lucha. Hay que abordar la lucha con la consciencia de que ésta va a ser larga y dura. Y tienes que armarte con las herramientas para sobrellevar la situación. No puedes permitir que las personalidades o las agendas personales sean obstáculos. Tienes que descubrir cómo crear unidad en el Partido en base a los principios. Hay que aprender a luchar sin pensar que un desacuerdo es un ataque personal”.
“Estar encerrado tanto tiempo me da una perspectiva estrecha sobre lo que pasa en la comunidad… pero los compañeros son optimistas sobre la juventud de hoy…y esto significa que el espíritu del Partido Pantera Negra vive. Y las personas que estaban en la lucha tienen la obligación de compartir su experiencia. Espero que no hayan desperdiciado los últimos veinte-cinco o treinta años sin hacer un análisis, porque es una cosa hablar de los días de gloria y otra cosa darle algo a la juventud, decirle en donde estuvimos mal para que puedan evitar ciertas cosas. Pero me hace feliz saber lo que dicen sobre los jóvenes”.


“En noviembre (de 1999) me enteré que tenía cáncer que había ido del hígado a la columna. Un tratamiento de radiación redujo el tumor y me quitó mucho del dolor que tenía. Todavía estoy un poco débil, pero subí de peso y tomo cada día como una bendición. Intento mejorarme un poco cada día, a hacer un poco más, y mi actitud es que espero sentirme bien. Entonces voy a vivir cada día al máximo y intentar con toda mi fuerza a estar aquí tanto tiempo que pueda y seguir intentando aportar algo a la lucha general de liberación”.
“Les quiero agradecer a todos que me han escrito. Aprecio mucho sus tarjetas y cartas. Me han conmovido mucho…Y lo que es más alentador es el respeto que han expresado por los sacrificios hechos por el Partido Pantera Negra y el Ejército de Liberación Negra. Cuando estás en el crepúsculo de tu vida, el saber que haya gente que piense que lo que hiciste valía por algo es muy alentador y reconfortante”.
[Entrevista por Safiya Bukhari el 24 de febrero de 2000, publicada en The War Before. El compañero Nuh murió dos meses después.]



PhotoSpray
Publicado en HistoriaSin categoría | Etiquetado  | Deja un comentario

Entrevista a Cimarrón Ediciones y Mamalluca Manufacturas

11219611_922512151147177_7973664866725438416_n
*Entrevista que nos realizó una compa para una revista llamada Luna…diseño, locura y autogestión chorera.
Libros Culturales para la mente y la vida, hechos con mucho amor y apostando por la libertad. Encuadernados artesanalmente de forma autogestionada
Cuando nace Cimarron Ediciones?
Cimarrón Ediciones nace a mediados del año 2013 en Tralkawenu (Talcahuano) como editorial kultural autogestionada, realizando nuestras primeras incursiones en la edición y encuadernación artesanal de libros, después de participar en varios encuentros y talleres con personas afines, dónde se nos enseñó y traspasó ese conocimiento práctico a quienes asistían. De esos encuentros horizontales entre compañerxs conocidos salieron varias editoriales que actualmente seguimos creando y propagando libros en la región del Bío Bío.
Por qué deciden emprender este proyecto editorial?
Nos sumergimos en el mundo de los libros manufacturados, porque nos gusta y apasiona mucho la conexión y retroalimentación que generan los libros en quien los lee, siendo estos un portal hacia nuevos mundos y realidades posibles; son la voz viva del pasado que hace eco en el presente. Creemos que los libros son un aporte al despertar de la conciencia y la edificación del espíritu, son un arma de liberación de los pueblos, y es por esto que nos motivó bastante la idea de alentar a la autoeducación y el pensamiento crítico. Siempre con la intención de que sea un proyecto autónomo, no mercantil y con una clara determinación, por ende reflejamos nuestra alma y ponemos todo nuestro amor en lo que hacemos; nada es al azar y todo tiene su sentido, y nuestro compromiso está con lxs más oprimidxs del mundo, con los pueblos y hermanxs que se levantan en dignidad y resisten al sistema opresor, a la gran babilonia que nos ha robado nuestras vidas.
Seguimos caminando, sembrando ideas, esperando que sirvan como abono para la reflexión y la acción, para ir avanzando en la transformación radical de la sociedad, donde no haya ni amos ni esclavos, donde seamos uno con la Madre Tierra, donde prime el amor, el respeto, la humildad, la solidaridad y el apoyo mutuo por sobre todo. Sólo así florecerá la verdadera comunidad humana.
Por qué el nombre Cimarrón?
Mediante el reconocimiento de nuestras raíces y la historia de nuestro andar por la Tierra llegamos a “Cimarrón”; palabra que en Abya Yala se le dio a lxs esclavxs rebeldes que se fugaban de los amos y que llevaban una vida de libertad en las selvas y montañas apartadas de las ciudades, en sus comunidades autónomas llamadas Quilombos o Palenques, donde conservaban sus costumbres y tradiciones africanas. En la historia humana nada ha tenido mayor magnitud que el genocidio y la invasión de los europeos al mundo, donde dos continentes fueron arrasados, pueblos enteros rebajados al sometimiento de la esclavitud y la explotación del hombre por el hombre. Desde hace más de 500 años la humanidad cambió radicalmente, el hombre blanco colonizó despiadadamente Afrika y América, exterminando culturas completamente; secuestró, vendió, violó y mató a millones de Afrikanos e indígenas de Abya Yala (nombre dado al continente americano antes de la llegada del criminal Cristóbal Colón y los europeos). Sin duda el mayor Holocausto de la Humanidad.  Miles de pueblos fueron fundados por lxs cimarrones en todas las regiones del continente.
Desde las entrañas más crudas de nuestra historia, pero con el mismo fuego encendido en nuestros corazones retomamos la lucha que mantuvieron lxs rebeldes cimarrones. Los invasores europeos y todo su sistema de dominación colonial aún persiste y son la raíz de todas las repúblicas y estados autoritarios que se fundan en la apropiación de la tierra, en el miedo, la violencia y la mercantilización de la vida. El sistema capitalista y toda su civilización del mal se funda en la explotación de los ricos por sobre los pobres, su falso progreso está manchado con sangre, entonces seguimos siendo esclavxs de los dueños del capital, trabajando jornadas extenuantes a cambio de sobrevivencia, nos roban nuestra vida a cambio de migajas. Aún somos colonias de europa, toda nuestra Madre Tierra la asesinan con sus megaproyectos y siguen despojando a las culturas originarias de sus territorios ancestrales. Pero la resistencia de lxs guerrerxs cimarrones sigue vigente hoy en todo el mundo, hasta la recuperación del orden natural de la Vida y la Liberación Total. Por todo esto decidimos tomar este nombre para nuestra editorial, Somos amor en guerra!
Qué libros sacan?
Como editorial kultural tratamos de sacar textos que sean un aporte para fortalecer la conexión con nuestras raíces, mostrar la historia oculta y no contada por los dominadores, para ir descolonizando nuestras mentes y liberarnos de tanta basura que nos han metido desde pequeños en sus escuelas-cárceles. Inspirados en recuperar la Sabiduría de la Tierra y la Palabra de lxs Antiguxs hemos seleccionados variados libros que van desde Cosmovisión Mapuche como Elikura Chihuailaf, las aves en la cultura mapuche; Antropología Anarquista como Pierre Clastres, tenemos también algunos títulos de Henry David Thoreau, León Tolstói, Clotario Blest, Violeta Parra. También sacamos un texto de José Domingo Gómez Rojas que fue un poeta anarquista, una de las figuras más importantes de la literatura y poesía de principios del siglo XX, silenciado por la “historia oficial chilena”. Tenemos un libro de los Selknam de Tierra del Fuego, que rescata la historia de la última generación de Selknam antes de ser aniquilados por los blancos…otros de Eduardo Galeano, Fukuoka (Agricultura Natural) y un Manual para la Autogestión de la Salud muy bueno llamado ¡Cuídate Compa!. Contamos con algunos libros sobre nuestra Cultura y Fe de Vida Rastafari. Sacamos libros de revolucionarixs anticolonialistas y de la lucha de Liberación Negra como Malcolm X, Frantz Fanon, Marcus Garvey, Angela Davis, Assata Shakur y Mumia Abu-Jamal (uno de los presos políticos más reconocidos del mundo, encarcelado durante más de 33 años por un crimen que no cometió).
12065751_922511941147198_6798528207596030901_n
Y en el área económica… como empezaron?
Las ganas sobran y el dinero falta…no obstante la motivación de sacar adelante la editorial nos daba fuerza para rebuscarnos las opciones y poder levantar a pulso este bonito proyecto autogestivo. Empezamos con una resma de hoja, una impresora barateli y mucho scoth (cinta adhesiva) para las portadas rustikas, también usábamos cáñamo para coser los fanzines. Asistíamos a ferias libres, a encuentros antiautoritarios en los centros sociales okupados, viajamos un par de veces a ferias anarquistas en Santiasko, Valparaíso y Puerto Montt, tirábamos nuestro paño en la calle y también propagamos a través de internet. A medida que íbamos aprendiendo el arte de la encuadernación e incursionando con distintas técnicas y materiales se fueron difundiendo los libros y volando para muchos lados. La gente se interesa bastante por los libros autogestionados, dado que mantenemos precios populares y también hacemos truekes, esto acerca la lectura a la gente, que le es más difícil adquirir un texto en las grandes librerías capitalistas, como es sabido en $hile nos quieren bien ignorantes y poco reflexivos, así es más fácil el adoctrinamiento y la subordinación. La elites saben el poder que guardan los libros, por algo hacían hogueras de libros en la dictadura militar, hicieron una limpieza ideológica y cultural….pero estos cabezas huecas no sabían que hay un libro eterno que no pueden matar, que es el Libro de Vida…ya que podemos encontrar el real conocimiento, nuestro equilibrio físico, mental, espiritual y aprender, de la Vida misma. Toda la sabiduría que necesitamos está plasmado en la naturaleza salvaje, en las plantas, los ríos,  los árboles, las aves, el mar, el universo entero…sólo basta contemplar y sentir la perfecta Creación de JAH.
Y que hay de Mamalluca? Como nace ese proyecto?
Mamalluca (del quechua madre que acoge) nace por la necesidad de profundizar el autoconocimiento femenino, la crítica radical al patriarcado, la hermosa experiencia del embarazo, de parir y nacer en amor y libertad.
Como compañera de vida de Cimarrón, y tras el proceso de mi embarazo sentimos que era necesario volver a escuchar el latido del útero, aprender de la sabiduría ancestral de la madre tierra, compartiendo con círculos de mujeres, desde la autonomía y el empoderamiento de nuestro ser, mediante nuestra vivencia con nuestro hijo y la autoeducación fuimos reencontrándonos con nuestra real esencia. Por lo mismo decidimos empezar a sacar libros de la historia de las mujeres sanadoras, las parteras, de ginecología natural, algunos textos que demandan toda la violencia que se ejerce contra la mujer,  otros de Casilda Rodrigáñez que hablan sobre parir con placer y todo el estado de sumisión que parte desde que nacemos en un hospital y nos separan de nuestras madres, donde nos dejan llorar en un corral, nos inyectan tóxicos llamados vacunas y reducen nuestra llegada al mundo en una mera intervención quirúrgica a través del miedo y la soberbia médica, violentando incesantemente a las madres, realizando procedimientos innecesarios, obligando a estar en posiciones y actuar como a ellos les parezca más cómodo, muy invasivamente y haciéndonos ver como enfermas, despojándonos de la bella conexión natural que debería haber entre la madre y la criatura al momento de nacer. Este es el comienzo de toda una vida de sumisión. La violencia obstétrica vivida por la mayoría de las mujeres la revelan y analizan más profundamente estos libros que estamos sacando, siempre alentando a una vida natural y llena de amor, tomando nuestras propias decisiones, esperando a nuestras crias en el calor y calma de nuestros hogares, teniendo el protagonismo nosotras y nuestrxs hijxs, escuchando nuestras cuerpas, conectadas con la Luna y sintiendo que en cada célula está la herencia de nuestras antepasadas.
¡A volver a ser Mamíferas y nacer en Libertad! ese es mensaje de Mamalluca
Dónde y cómo podemos ubicarles?
Pueden contactarnos por medio de facebook, ahí subimos nuestro catálogo e informamos en las ferias y actividades dónde andaremos. Si les interesa algún libro nos mandan un mensaje y coordinamos entrega. También hacemos envíos a otras regiones de $hile.
 Facebook: Mamalluca Manufacturas / Cimarrón Ediciones
¡ Sólo el Amor y la Lucha nos hará Libres !
Publicado en Artículos | Etiquetado  | Deja un comentario

Assata Shakur: “Soy una esclava fugada en el siglo XX”

assata_shakur-montage1
CARTA DE ASSATA SHAKUR
Carta abierta a los medios
SOY UNA ESCLAVA FUGADA EN EL SIGLO XX
“La gente se acostumbra a todo. Cuanto menos piense en su opresión, más grande es su tolerancia hacia ella. Después de un tiempo, la gente piensa que la opresión es el estado normal de las cosas. Pero para llegar a ser libre, tienes que ser consciente de que eres un esclavo.” (Assata Shakur)
Mi nombre es Assata Shakur y soy una esclava fugada en el siglo XX. Debido a la persecución gubernamental, no tuve más opción que huir de la represión política, el racismo y la violencia que dominan las políticas del gobierno norteamericano hacia la gente negra. Soy una expresa política y he vivido en el exilio en Cuba desde 1984.
He sido casi toda mi vida una activista política y, aunque el gobierno ha hecho todo lo que está en su mano para criminalizarme, ni soy una criminal ni lo he sido nunca. En los años 60 participé en varias luchas: el movimiento de liberación negro, el movimiento por los derechos estudiantiles y el movimiento contra la guerra del Vietnam. Me uní al Partido de las Panteras Negras. Para 1969, el Partido de las Panteras Negras se había convertido en el objetivo prioritario del programa COINTELPRO del FBI. Debido a que el Partido proclamaba la liberación total de toda la gente negra, J. Edgar Hoover lo denominó “la mayor amenaza a la seguridad interna del país” y juró destruirlo, junto a sus líderes y activistas.
11033142_1791261567766951_3717979902488584980_oEn 1978, mi caso fue uno de los muchos que se llevaron ante la Organización de Naciones Unidas, en una petición sustentada por la Conferencia Nacional de Abogados Negros, la Alianza Nacional contra la Represión Racial y Política y la Comisión por la Justicia Racial de la Iglesia Unida de Cristo, evidenciando la existencia de presos políticos en Estados Unidos, su persecución política y el trato cruel e inhumano que reciben en las cárceles de Estados Unidos. De acuerdo con el informe:
“El FBI y el departamento de policía de Nueva York (NYPD) en particular, imputaron y acusaron a Assata Shakur de ataques contra las fuerzas del orden e hicieron circular ampliamente tales acusaciones entre las agencias y unidades de policía. El FBI y el NYPD continuaron acusándole de ser líder del Ejército de Liberación Negro, una organización que el gobierno y sus agencias decían estar envuelta en disparar contra agentes de policía. La descripción del Ejército de Liberación Negro y la relación de Assata Shakur con el mismo fue difundida entre las agencias gubernamentales y policiales. Como resultado, Shakur se convirtió en alguien a quien cazar; en las instalaciones de bancos y comisarías se colocaron carteles que la describían como alguien envuelta en peligrosas actividades criminales; fue resaltada en la lista de los más buscados por el FBI; para la policía a todos los niveles se convirtió en un objetivo al que “disparar a matar””.
Fui falsamente acusada de seis “casos criminales” y en todos ellos fui absuelta o los cargos fueron retirados. El hecho de que fuera absuelta o se retirasen los cargos, no significa que recibiera justicia en los tribunales, pues ese no fue el caso. Sólo significó que las “pruebas” contra mí fueron tan endebles y falsas que mi inocencia se hizo evidente. Esta persecución política fue una parte de la política del gobierno para eliminar oponentes políticos, acusándolos y arrestándolos sin considerar la existencia o no de pruebas incriminatorias.
El 2 de mayo de 1973, junto con Zayd Malik Shakur y Sundiata Acoli fuimos parados en New Jersey Turnpike,  supuestamente por tener “averiada una luz trasera”. Sundiata Acoli salió del coche para determinar porqué habíamos sido detenidos. Zayd y yo permanecimos en el vehículo. El policía estatal Harper se aproximó al vehículo, abrió la puerta y empezó a interrogarnos. Como éramos negros y conducíamos un coche con matrícula de Vermont, afirmó que “empezó a sospechar”. Entonces sacó su arma, nos apuntó y dijo que levantásemos las manos y las pusiéramos al frente, donde él pudiese verlas. Obedecí y en una fracción de segundo hubo un sonido que vino desde fuera del coche, hubo un movimiento brusco y fui disparada mientras tenía los brazos en alto y luego una vez más desde atrás.
Assat1Banner
Zayd Malik Shakur fue a continuación asesinado, así como el agente Werner Foerster. Incluso aunque el agente estatal Harper admitió haber disparado y matado a Zayd Malik Shakur, bajo la ley de asesinatos de New Jersey yo fui acusada de la muerte de ambos, de Zayd, que era mi mejor amigo y camarada, y del agente Foerster. Nunca en mi vida he sentido tanto dolor. Zayd había jurado protegerme y ayudarme a llegar a un lugar seguro, y estaba claro que había perdido la vida intentando protegernos a mí y a Sundiata. Aunque él también estaba desarmado y la pistola que mató al agente Foerster apareció bajo la pierna de Zayd, Sundiata Acoli fue capturado después y también acusado de ambas muertes. Ni Sundiata ni yo recibimos un juicio justo, fuimos sentenciados en las noticias antes de nuestro juicio. No se le permitió a ningún medio entrevistarnos, aunque la policía de Nueva Jersey y el FBI alimentaban diariamente a la prensa con sus historias. En 1977 fui condenada por un jurado completamente blanco a cadena perpetua más 33 años.
4
En 1979, temiendo ser asesinada en prisión y sabiendo que no recibiría ninguna justicia, fui liberada y ayudada por camaradas comprometidos que comprendían las profundas injusticias de mi caso y que también temían por mi vida.
El informe de la Comisión de la Iglesia para el Senado norteamericano en 1976 sobre operaciones de inteligencia en el país, revela que “el FBI ha intentado de forma encubierta influir en la percepción pública de personas y organizaciones, diseminando información despectiva, bien anónimamente o a través de contactos “amistosos” de los noticieros”. Esta misma política sigue evidentemente en uso hoy en día.
El 24 de diciembre de 1997, el estado de Nueva Jersey hizo una rueda de prensa en la que anunció que la policía del estado había escrito una carta al Papa Juan Pablo II pidiéndole que interviniese en su nombre y ayudase a pedir mi extradición y vuelta a las prisiones de Nueva Jersey. La policía se negó a hacer la carta pública. Sabiendo que probablemente habían distorsionado totalmente los hechos en un intento de hacer que el Papa hiciese su trabajo en el nombre de la religión, decidí escribirle personalmente para informarle sobre la realidad de la “justicia” para los negros en el estado de Nueva Jersey y en los Estados Unidos.
assa2En 1998, durante la visita del Papa Juan Pablo II a Cuba, acepté una entrevista del periodista de la NBC Ralph Penza sobre mi carta, sobre mis experiencias en el sistema judicial de Nueva Jersey y sobre los cambios que veía en Estados Unidos y su trato a la gente negra en los últimos 25 años. Acepté esa entrevista porque vi en la carta secreta al Papa una vulgar y viciosa maniobra publicitaria por parte de la policía estatal de Nueva Jersey, un intento cínico de manipularle. He vivido en Cuba durante muchos años y estaba desconectada de la naturaleza sensacionalista y deshonesta de los medios del poder hoy en día. Es peor que hace 30 años. Después de años siendo víctima de los medios del poder, fui una inocente al esperar que esta vez podría contar “mi versión de la historia”. En lugar de una entrevista, crearon un montaje mediático en tres partes, lleno de distorsiones, inexactitudes y claras mentiras. La NBC tergiversó deliberadamente los hechos. La NBC no sólo gastó miles de dólares en promover esta “serie exclusiva” de entrevistas, sino que también gastó una gran cantidad de dinero en publicitar esta “entrevista exclusiva” en emisoras de radio negras y  poner anuncios en periódicos locales.
Como la mayoría de la gente pobre y oprimida en Estados Unidos, yo no tengo voz. El pueblo negro y pobre de Estados Unidos no tiene realmente libertad de expresión y muy escasa libertad de prensa. La prensa negra y los medios progresistas han jugado históricamente un papel esencial en la lucha por la justicia social, necesitamos continuar y expandir esa tradición. Necesitamos crear canales mediáticos que ayuden a  educar a nuestro pueblo y nuestros hijos, en lugar de aniquilar sus mentes.
Sólo soy una mujer, no poseo canales de televisión, ni de radio, ni periódicos. Pero siento que la gente debe ser educada sobre lo que sucede, para comprender la conexión entre los medios de comunicación y los instrumentos de represión en Amerika. Todo esto es mi voz, mi espíritu y mi deseo de decir la verdad. Pido sinceramente a aquellos en los medios de comunicación negros, en los medios progresistas, aquellos que creéis en la verdadera libertad, que publiquéis esta declaración y hagáis a la gente saber lo que está sucediendo. No tenemos voz, así que debéis ser la voz de los sin voz.
Libertad para todos los presos políticos, os envío saludos amorosos y revolucionarios desde Cuba, uno de los más grandes, más resistentes y más valientes palenques¹ que jamás haya existido sobre la faz de este planeta.
Assata Shakur
La Habana (Cuba)
1998 (?)
Publicado en Artículos | Etiquetado  | Deja un comentario

AGOSTO NEGRO CONCE

11899427_874944695922205_1342664517_o
DOCUMENTALES copia
– AGOSTO NEGRO –
MES DE RESISTENCIA Y RENOVACIÓN
La tradición de Agosto Negro (Black August) nació en los años 70 para honrar a George Jackson, Jonathan Jackson, y otros compañeros caídos en una lucha revolucionaria dentro de las prisiones de California. Desde entonces, se ha extendido a otras partes del país y del mundo con énfasis en la resistencia, la solidaridad, la unidad, el auto-sacrificio y la renovación espiritual. Siempre con la visión de apoyar a decenas de presos y presas políticos que han pasado tres o cuatro décadas o más en prisión, castigados por su participación en el Movimiento de Liberación Negra.
La lucha por la libertad siempre ha sido universal, y la opresión también lo es. Son varias las fechas históricas en el mes de agosto que destacan la historia de la esclavitud africana y la resistencia en su contra. Celebramos también el nacimiento de Marcus Garvey, uno de los más grandes luchadores anticolonialistas de la historia.
El Estado de Chile ha mantenido firmemente esa lógica de represión estadounidense, criminalizando y encarcelando a cientos y miles de compañerxs del movimiento popular a lo largo de la historia, catalogando como terroristas a lxs revolucionarixs y anarquistas que se han alzado en contra su régimen de explotación. También recordamos que han asesinado a sangre fría a guerreros mapuche que luchan por autonomía y por sus tierras ancestrales, como es el caso de Jaime Mendoza Collío muerto por la espalda el 12 de agosto del 2009 y Rodrigo Melinao Licán en agosto del 2013.
Hacemos un llamado a congregarnos para avanzar en la construcción de un mundo diferente, donde prime el respeto, el apoyo mutuo y el amor por la naturaleza. Seguimos con el fuego encendido rompiendo todas las cadenas.
LIBERTAD A TODXS LXS PRESXS POLÍTICXS DEL MUNDO !!
SOLO EL AMOR Y LA LUCHA NOS HARÁ LIBRES !
____________________________________________________
SOUND SYSTEM KULTURAL !!
JUEVES 27 AGOSTO DESDE LAS 14:00 HRS
RADIO LORENZO ARENAS (MARINA DE CHILE S/N CONCEPCIÓN)
* Música en vivo:
– TAPIA ROOTS (SKA TRADICIONAL)
– DELIRIOS DE DEMOLICIÓN (HIP HOP)
– CONGO MAPU (DUB ROCK REGGAE)
– EVASIVA (TROVA – HIP HOP)
– MC GOLDMAN (DANCE HALL)
– CHELOVE TIKUR (POESÍA DUB)
– DJ NEGRO ETIOPE (ESTRICTAMENTE ROOTS)
Y MAS POR CONFIRMAR
* Feria de Editoriales y Manufacturas
* Contrainformación
* Comida Ital
* Organizaciones en lucha
***Adhesión: $500 + alimento o libro***
¡¡ Jornada Familiar y Libre de Alcohol !!
_____________________________________________________
MUESTRA DE DOCUMENTALES Y CONVERSA !!
VIERNES 28 AGOSTO 
CASA 916 (CASTELLÓN 916, ESQUINA HERAS, CONCEPCIÓN)
* Feria de fanzines y contrainformación
* Olla común
13:00 Panteras Negras, todo el poder para el pueblo
15:30 La Historia de MOVE, “35 años en movimiento”
17:00 Eluwun, el funeral de un guerrero
17:30 Mumia Abu-Jamal, toda mi vida en prisión
ENTRADA LIBERADA !!
______________________________________________________
“Cada revolución en la historia se ha llevado a cabo por medio de acciones, aunque las palabras son necesarias. Debemos crear escudos que nos protejan y lanzas que penetren en nuestros enemigos. La gente Negra debe aprender cómo luchar luchando. Debemos aprender de nuestros errores.
Es nuestro deber luchar por nuestra libertad.
Es nuestro deber vencer.
Debemos amarnos los unos a los otros y apoyarnos.
No tenemos nada que perder excepto que nuestras cadenas.”
ASSATA SHAKUR
Evento Facebook: https://www.facebook.com/events/1142945579052736/
Publicado en Actividades | Etiquetado  | Deja un comentario

Agosto Negro: Mes de resistencia y renovación

Screen shot 2013-11-27 at 9.36.31 AM
x Carolina*
“El espíritu de Agosto Negro corre a través de siglos de resistencia negra, indígena y multicultural. Es emblemático del espíritu de libertad. Es una chispa ardiendo lentamente en los corazones de un pueblo –corazones que anhelan la libertad”.Mumia Abu-Jamal, 2003
“Caballeros, estoy tomando el mando. Que nadie se mueva.” Fue el 7 de agosto 1970 cuando Jonathan Jackson, a la edad de 17, irrumpió en la sala de un tribunal del condado de Marin en el estado de California con una escopeta, un rifle y una maleta de pistolas. Repartió armas a los presos James McClain, William Christmas y Ruchell Magee, quienes asistían a una audiencia de James McClain por haber atacado a un guardia; William Christmas y Ruchell Magee eran testigos. Los cuatro lograron salir de la sala con el juez, el fiscal y tres integrantes del jurado como rehenes. Su meta fue tomar una estación de radio para denunciar las condiciones de racismo y muerte en las prisiones de California y lograr un intercambio de los rehenes por tres presos conocidos como los “Soledad Brothers” (Hermanos del penal Soledad): George Jackson, John Clutchette y Fleeta Drumgo. Sin embargo, al salir del estacionamiento, los guardias y policías locales abrieron fuego, matando a Jonathan, James, William y el juez Harold Haley. Ruchell Magee, el único sobreviviente, ahora es el preso político más longevo en Estados Unidos.
Jonathan Jackson era el hermano menor del legendario George Jackson, una figura clave en el movimiento penal revolucionario. Enviado a prisión en 1960 a la edad de 18 por robar $70 de una gasolinera, se hizo revolucionario en prisión. En su libroSoledad Brother, dice que su encarcelamiento no le sorprendió. “Los hombres negros nacidos en Estados Unidos que tienen la fortuna de vivir más de 18 años estamos condicionados a aceptar la inevitabilidad de prisión. Para la mayoría, se avecina como la siguiente fase en una larga serie de humillaciones”.
Cuenta que al llegar a la prisión, conoció a compañeros conscientes como W. L. Nolen y con ellos empezó a estudiar Marx, Lenin, Mao, Franz Fanon, Kwame Nkrumah, Patrice Lumumba, Ho Chi Minh, Che Guevara y otros. Organizaron a los demás presos para hacer huelgas contra las malas condiciones carcelarias y para exigir sus derechos. Animaron a los presos a dejar de pelear entre sí y a unirse para cambiar su situación. Dice George: “Intentamos transformar la mentalidad negra criminal en una mentalidad negra revolucionaria. Como resultado, cada uno de nosotros ha sido objeto de años de despiadada violencia reaccionaria del Estado. Nuestro índice de mortalidad es lo que podrías esperar en una historia de Dachau”.
Desde su celda, George Jackson se unió con el partido Panteras Negras y fue nombrado Mariscal de Campo del partido. Sus escritos fueron publicados en el periódico, Pantera Negra, algunos de los cuales aparecen en el libro publicado después de su muerte, Blood in My Eye (Sangre en mi ojo). Sacó a la luz las experiencias de los presos en el Centro de Adaptación conocido como el MAD, la primera cárcel de máxima seguridad del país, donde usaban tácticas como privación sensorial, aislamiento total, vigilancia constante, violencia extrema y humillaciones que ahora en el 2010 han sido magnificadas al extremo en las unidades de control que proliferan en el país. Su análisis de la naturaleza fascista del gobierno de Estados Unidos bajo el disfraz de la democracia vino no sólo de sus estudios, sino también de sus vivencias cotidianas del trato que los presos negros recibían a manos de los guardias blancos y racistas, con el apoyo de muchos de los internos blancos, que él nombra “Hitler’s helpers” (los ayudantes de Hitler). Se entendía como un esclavo en un sistema colonial y por eso no aceptaba ninguna solución reformista.
“Como esclavo, el fenómeno social que me ocupa toda la conciencia por supuesto es la revolución. El esclavo. Y la revolución. Nacido a una muerte prematura, para hacer oficios serviles por un sueldo mínimo, el jornalero, el basurero, el atrapado, el encarcelado, sin fianza. Soy yo, la víctima colonial. Cualquier funcionario de bajo nivel me podría matar mañana. Sin castigo. He vivido la represión cada hora de mi vida, una represión tan severa que cualquier cambio de mi parte traerá alivio; una pequeña victoria o el alivio de la muerte. En todo sentido del término, en todo sentido auténtico, soy esclavo de la propiedad”. (Blood in my Eye)
Escribió: “No quiero morir dejando como monumento sólo unas tristes canciones y un montecillo de tierra. Quiero dejar un mundo liberado de basura, contaminación, racismo, estados nacionales, guerras y ejércitos de estados nacionales, ostentación, intolerancia, estrechez de miras, mil clases de mentiras y la economía usurera y licenciosa”. (Soledad Brother)
Tres compañeros de George Jackson –– W.L. Nolen, Sweet Jugs Miller y Cleve Edwards–– fueron asesinados por un guardia en el penal Soledad el 13 de enero de 1969. Unos días después de que un consejo encontró este homicidio “justificable”, un guardia blanco fue echado desde un pasillo alto al patio central. George Jackson, Fleeta Drumgo y John Clutchette fueron acusados de su muerte y se conocieron como los “Soledad Brothers”.
George Jackson fue asesinado por los guardias durante una insurrección en el penal San Quintín, el 21 de Agosto de 1971. El día que murió, tres guardias y dos presos que funcionaban como guardias también murieron, y los oficiales de la prisión culparon a seis prisioneros negros y latinos de su muerte. Estos seis se conocieron como “los 6 de San Quintín”. De los seis, él que ha conocido las peores centros de tortura del estado de California durante 39 años es Hugo “Dakatari” Pinell (Yogi).
Más de 2000 personas asistieron el funeral de George Jackson, incluso su familia, amigos y escoltas de los Panteras Negras. Las respuestas a su muerte incluyeron protestas públicas, actos guerrilleros y rebeliones carcelarias, incluso la de Áttica el 9 de septiembre en el estado de Nueva York, y la de Smyrna, Delaware en las mismas fechas, en la cual Gary Watson fue acusado del homicidio de un guardia y sigue siendo preso político hoy en día.
Después de la muerte de George Jackson, Khatari Gaulden y muchos anónimos luchadores africano-americanos siguieron sus pasos en el movimiento penal. Gaulden fue asesinado en la prisión de San Quintín en 1978.
129340-050-6fa35ed5
La tradición de Agosto Negro
La tradición de Agosto Negro (Black August) nació en 1979 para honrar a George Jackson, Jonathan Jackson, James McClain, William Christmas y Khatari Gaulden. Varios ex presos iniciaron el Comité Organizador de Agosto Negro, llevando brazaletes negras, tomando ejercicio y sosteniendo ayunos para conmemorar los días de los asesinatos, con énfasis en la resistencia, la unidad, el auto-sacrificio y la renovación espiritual. También organizaron manifestaciones fuera de la prisión San Quintín para llamar la atención pública al reino de terror estatal ahí. Durante más de tres décadas, un enfoque especial ha sido el apoyo a los presos y presas políticos que han recibido sentencias de venganza por su participación en organizaciones como los Panteras Negras, República de Nueva África, Movimiento de Acción Revolucionaria, MOVE, y el Ejército de Liberación Negra / Nueva Afrikana.
Agosto Negro se ha extendido a otras partes del país y del mundo, con iniciativas desde Cuba de parte de las exiliadas Nehanda Abiodun y Assata Shakur, quien se fugó de una mazmorra del estado de Nueva Jersey con la ayuda de sus compañeros guerrilleros del Ejército de Liberación Negra el 2 de noviembre de 1979. También se destacan los esfuerzos del Movimiento Malcolm X en conjunción con varias otras organizaciones, poetas y artistas. Cabe señalar que durante años, muchos grupos de hip hop han participado en las conmemoraciones de Agosto Negro.
Son varias las fechas históricas en el mes de agosto que destacan la historia de la esclavitud africana y la resistencia en su contra. En 2003, Mumia Abu-Jamal escribió: “Fue una mañana con mucho calor húmedo en agosto de 1619, cuando los africanos de piel oscura fueron descargados de un barco en la colonia inglesa de Jamestown en Virginia…Eran cautivos encadenados. Cautivos robados en una desalmada guerra racial desatada contra la vida negra por los príncipes mercaderes de Europa. La historia de la gente que se define como africano-americana comienza aquí”.
-El 16 de agosto de 1768, los cimarrones de Charlestown, Carolina del sur, repelaron a las tropas británicos en defensa de su campamento que era un refugio para los esclavos fugitivos.
-En agosto de 1781, la primera exitosa rebelión de esclavos en el mundo fue planeada en la oscuridad de la noche en las selvas de Haití (llamado Saint-Domingue en aquel entonces).
-El 30 de agosto de 1830 la rebelión del Gabriel Prosser con 1000 esclavos fue planeada en Virginia, pero no fue exitosa debido al mal clima y a una traición.
– El 21 de agosto de 1831, la rebelión de Nat Turner sucedió en el mismo estado.
– El 29 de agosto de 1841, los descendientes de africanos en Cincinnati se defendieron en peleas callejeras durante 5 días contra euro-americanos que llevaban a cabo campañas de terror racista.
-El 22 de agosto de 1843, el abolicionista Henry Highland Garnett convocó a una huelga general de esclavos.
– El 2 de agosto de 1850, se inició el Ferrocarril Subterráneo que llevó a miles de esclavos a libertad en el Norte.
-El 1 de agosto de 1856, hubo una intensa batalla entre esclavistas y esclavos fugitivos en Carolina del Norte.
-En agosto de 1856, el viejo John Brown peleó contra las fuerzas que promovían la esclavitud en el territorio de Kansas, tres años antes de ser colgado por la redada contra Harpers Ferry.
-En agosto de 1860, una conspiración para liberar los esclavos se delató cuando se descubría un campamento organizado de descendientes de africanos y euro-americanos en el condado Talladega en el estado de Alabama.
-El 2 de agosto de 1865, un congreso de 50 descendientes de africanos se celebró en el estado de Virginia para exigir derechos a los títulos a tierras ocupadas durante la Guerra Civil. Durante todo el mes hubo batallas en las cuales grupos de descendientes de africanos resistieron los ataques de turbas blancas que intentaron despojarlos de sus tierras.
-En agosto de 1903, unos soldados africanos a servicio del gobierno de Estados Unidos, enfurecidos ante la discriminación y comentarios racistas contra ellos, destrozaron el pueblo de Brownville, Texas.
-En agosto de 1906, el Movimiento Niágara se reunió en Harpers Ferry, Virginia y emitió el histórico manifiesto de W.E. DuBois contra la discriminación racial contra africanos en Norteamérica.
-El 1 de agosto de 1914, Marcus Garvey fundó la Asociación Universal para el Mejoramiento del Negro (UNIA).
-El 23 de agosto de 1917, soldados negros en Houston sostuvieron batallas callejeras en Houston, con un saldo de 17 racistas euro-americanos muertos.
-En agosto de 1920, más de dos mil delegados se reunieron para el Congreso Internacional de los Negros del Mundo, organizado por la UNIA.
-En agosto de 1943, hubo una rebelión en Harlem como respuesta a un asesinato policial. Hacían falta más de 16,000 policías y soldados para apagarla.
-En agosto de1963, se celebró la Marcha al Washington encabezada por el Dr. Martin Luther King para pedir los derechos y privilegios garantizados en la Constitución de Estados Unidos.
-En agosto de 1964, hubo rebeliones urbanas en Jersey City, Paterson, Chicago, y Filadelfia. La rebelión de Watts en Los Ángeles, California sucedió el 11-16 de agosto de 1965, la de Filadelfia el 16 de agosto del mismo año; las de Lansing, Michigan y Waukegan, Illinois el 6-7 y 28 de agosto de 1966; la de Milwaukee, Wisconsin el 30 de julio al 2 de agosto y la de New Haven, Connecticut el 19-24 de 1967. Las rebeliones eran continuas cada verano en todas las ciudades grandes del país hasta 1968.
-El 7 de agosto de 1970, Jonathan Jackson fue asesinado en una balacera mientras estaba al mando de la redada contra el Tribunal del Condado de Marín.
-El 18 de agosto de 1971, integrantes de la República de Nueva Áfrika resistieron un asalto contra su central por agentes de la policía estatal y del FBI en Misisipi.
-El 21 de agosto de 1971, George Jackson fue herido a muerte por un disparo de los guardias en la torre de la prisión San Quintín.
– El 8 de agosto de 1978, en Filadelfia, la organización MOVE resistió un ataque militar de alrededor de 500 policías con el resultado de la detención los 9 presos conocidos como “los 9 de MOVE”.
En el mes de agosto nacieron Marcus Garvey, Dr. Mutulu Shakur, Russell Maroon Shoatz, Debbie Sims África, Malike Latine y Fred Hampton.
*Actualización de texto publicado en varios medios libres en agosto del 2010.
*Lo pueden descargar completo acá:
57542107275e5a3a90b93e7a5d8c15b6
c

Anarquismo Africano: La Historia de un Movimiento




























No hay comentarios:

Publicar un comentario