VERSOS QUE ILUMINAN... PALABRAS QUE QUEMAN

martes, 16 de julio de 2013

“Revolución con democracia” De FRANCISCO ALVERO CANTA

“Revolución con democracia”
(Canción latinoamericana.)


Revolución con democracia,
No es una mera utopía.
Es aquel justo y profundo cambio de vida,
Sino, de que ha de servir?
Para que llamarlo cambio?
No se dejan aturdir ni atropellar.
Conciencias y brazos, que avanzan claros.

Sombra enemiga del pueblo,
Muestra cobarde y deshonrosa
Jamás nunca de nuestro lado,
Quienes demonizan los procesos.
Afortunadamente avanzamos,
Sin confundir el sendero.

Cabalgando estos nuevos caminos
Ya no podemos esperar más,
Por la igualdad de todos
 Y nuestra dignidad.



Revolución con democracia
En Bolivia, se respira
Ya se empiezan a plasmar
  Profundos sueños de vida,
En Latinoamérica unida,
La conciencia, es lo primero, compañeros!
Para ser libres en serio!!!
Defendamos nuestros derechos!



Juventud del espíritu,
Sin censura ni opresión.
Todos podemos expresarnos
Seamos libres, a plena voz.
Revolución con democracia,
Lo que construimos vos y yo.

Venzamos todas las dudas,
Que nos paralizan y alejan,
De este cambio de rumbo,
Revolucionario en serio.
No atropella, ni daña,
Solo construye e iguala.

Nuevos fantasmas creará el sistema
Queriendo lavarnos la cabeza,
Su  mentira organizada
Su discurso hegemónico,
Ya lo conocemos bien,
Traicionero disfraz monstruoso

Revolución con democracia,
No es una mera utopía.
Es aquel justo y profundo cambio de vida,
Socialista, Bolivariana, humanista, Ciudadana
Llámala como más te guste,
Pero sumate, Que la victoria es de todos!


·        Dedicado al pueblo latinoamericano; especialmente el boliviano, y a Evo Morales y su impulso tenaz junto a los movimientos sociales e indígenas por la Revolución democrática, por supuesto también a Rafael Correa y la Revolución ciudadana y  a Chávez y  la Revolución Bolivariana.








Bolivia: siete años de revolución democrática y cultural

AddThis Social Bookmark Button
La profunda revolución democrática y cultural iniciada en Bolivia en el año 2006 con la llegada al poder .del presidente, Evo Morales, llega a su séptimo año de luchas con un largo camino recorrido, evidentes triunfos y varios retos.
Ante la Asamblea Legislativa Plurinacional, en conmemoración del tercer aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia, el Mandatario andino realizó este martes un balance detallado de su gestión al frente del Gobierno durante ese lapso de tiempo, en el cual destacó los principales logros del proceso, la bonanza económica que vive el país y la consecuente reducción de la pobreza. Igualmente aseguró que "los tiempos del neoliberalismo no volverán", de acuerdo con Telesur.
En su discurso, Morales anunció un plan hacia el 2025 con el objetivo de desarrollar "una sociedad justa y equitativa".
El Jefe de Estado puso especial énfasis en que la meta del país debe ser la erradicación de la extrema pobreza, garantizar los servicios básicos para todos y crear industrias para transformar las materias primas.
En ese sentido destacó la disminución de la pobreza moderada de 60,5 % en el 2005 a 45 % en el 2011, "casi un millón de bolivianos ahora forman parte de la clase media", aseguró. En cuanto a la pobreza extrema, dijo que ha disminuido de 38,2 % en el 2005 a un 20,9 % en el 2011, según destacaron varios medios bolivianos.
Asimismo, destacó la entrega de 83 mil 473 computadoras a los maestros de todo el país, en cumplimiento del compromiso adquirido en el año 2009 con el sector docente. Sobre ese particular, Morales destacó que "en ningún país del mundo habían facilitado computadoras a los maestros, y ahora vamos a avanzar hacia la entrega a cada estudiante, esa es la meta".
Especial fue también el anuncio hecho por Morales de que Bolivia superó el año pasado el compromiso asumido con las Naciones Unidas en los Objetivos del Desarrollo del Milenio sobre la cobertura de agua potable. Otro éxito de su gestión, si se suma además que, según el propio Presidente, ya se proyecta la tercera fase del Programa Mi Agua.
Sin embargo, admitió que todavía queda mucho por hacer en el sector de la salud. Por ello, exhortó al personal médico a dedicarse "con mucha voluntad a trabajar por la salud de los bolivianos".
En cuanto a los éxitos económicos alcanzados, destacó el crecimiento del Producto Interno Bruto de Bolivia que en el 2012 fue de 5,1 %, mientras que las exportaciones aumentaron 3 mil 610 millones de dólares, y una tasa inflacionaria de 4,54 %, una de las menores de América Latina. También hizo referencia al crecimiento de las reservas internacionales netas (a 14 mil 166 millones de dólares desde los 1 700 millones registrados en el 2006).
Morales explicó que el aporte del sector minero (de suma importancia en ese país) a las cuentas fiscales del país reportó un crecimiento de alrededor de 1 156 % desde el 2006, cuando asumió su primer mandato. El Jefe de Estado especificó que la inversión pública acumulada del sector minero-metalúrgico llegó a 231 millones de dólares entre el 2006 y el 2012, superior en 11 veces a los 20 millones registrados de 1999 al 2005, refiere PL.
También se refirió a importantes proyectos como el desarrollo integral de la Salmuera del Salar de Uyuni, y la instalación de una planta piloto de carbonato de litio, así como la implementación de una fábrica de baterías de litio. Planes que valoran de positiva la gestión del Ejecutivo en pos de la soberanía minera. En ese sentido dijo que fueron rotas "las cadenas del sometimiento y la obligación con la nacionalización de nuestros recursos naturales como de los servicios estratégicos".
En el plano internacional, Morales confirmó su asistencia a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que se celebrará en la capital chilena a finales de enero.
Asimismo, argumentó que su país ha contribuido al fortalecimiento de los mecanismos regionales y otros acuerdos "para construir y fortalecer las alianzas del Sur". Morales dijo que Bolivia "ha promovido la constitución de una organización mundial de los pueblos y de la madre tierra, sin dominación, sin hegemonías imperiales en el marco de la democracia", según Telesur.
Respecto a las relaciones con EE.UU., el Presidente boliviano reivindicó, una vez más, que su pueblo es digno, soberano y que sus relaciones serán "con cualquier país del mundo, sea de izquierda o de derecha. No tienen por qué chantajearnos ni someternos", denunció al referirse a las diversas intromisiones de Washington en la vida interna de Bolivia.
En su intervención, se mostró esperanzado en que para el 2025 su país recupere una salida propia al mar, una permanente demanda de Bolivia a Chile. Bolivia perdió el acceso al Pacífico en una guerra con Chile en 1879.
El primer presidente indígena en la historia de Bolivia asumió por primera vez el cargo el 22 de enero del 2006 luego de ganar los comicios presidenciales con 53,7 % de los sufragios y ser reelegido con 64 % de los votos para el periodo 2010-2015.(SE)

La revolución democrática boliviana

Alex Contreras

Johannesburgo, (Sudáfrica).- ?Cuando era niño caminaba durante tres semanas con mis llamitas desde el altiplano a los valles para poder sobrevivir, ahora gracias al apoyo de gobiernos solidarios viajo en avión particular y soy recibido en diferentes países con honores militares y me trasladan en limosinas; cuando era niño recogía las cáscaras de naranja que echaban los pasajeros para comer y me alimentaba diariamente con un poco de tostado, ahora me ofrecen verdaderos banquetes y comida variada; también cuando era niño y luego dirigente dormí varias veces a la intemperie viendo las mil estrellas de la noche ahora descanso en hoteles de cinco estrellas y casas de protocolo; a veces no puedo creer que esto sea real?, nos dijo el Primer Presidente Indígena de Bolivia y América, Evo Morales Aima.

Del 3 al 13 de enero, el primer Presidente Indígena recorrió en un avión particular más de 55 mil kilómetros para visitar ocho países: Venezuela, España, Bélgica, Holanda, Francia, China, Sudáfrica y Brasil, ubicados en cuatro continentes: América, Europa, Asia y África.
Quienes tuvimos el privilegio de acompañarlo en esta larga pero fascinante travesía podemos dar crédito que el Presidente Evo, en los países donde estuvo, fue un ejemplo de dignidad que no sólo llevó muy arriba su nombre ni de una nación: Bolivia, sino de todos los pueblos indígenas, campesinos y originarios y los movimientos sociales del continente y del mundo. No ha cambiado, sigue siendo el mismo.
En todos los países por donde pasó fue noticia de primera plana: radios, periódicos y estaciones de televisión, en diferentes idiomas, le dedicaron gran espacio de su programación y periodistas de diversas partes del mundo intentaron comunicarse vía telefónica para lograr una entrevista. No sólo se reunió con los Presidentes de la República sino también con ministros, dirigentes políticos, activistas sociales y representantes de los movimientos sociales.
En Pretoria, sede del gobierno de Sudáfrica, recibió el respeto y la solidaridad del Presidente Mbeki y en una reunión con los negociadores del proceso de paz en este territorio, Ciryl Ramaphosa y Ruelff Meyer, encontró las similitudes de la lucha de los pueblos.
“Existen similitudes entre nuestros pueblos porque en Bolivia y Sudáfrica aún somos víctimas del colonialismo y el sistema, pero lo importante es que estamos avanzando a un nuevo proceso de igualdad, de paz y de libertad”, dijo Ramaphosa.
Volveremos para ser millones
“Los bolivianos y bolivianas estamos gestando una revolución democrática, una revolución cultural, una revolución con votos y no con balas, que tiene el único objetivo de salvar al continente y al mundo. Históricamente los pueblos indígenas, campesinos y originarios hemos sido humillados, marginados y exterminados; ahora estamos aquí, de pie y orgullos de nuestra cultura. Como decía Tupaj Katari, volveremos hacer millones”, afirmó en esta ciudad sudafricana, el Presidente Electo de Bolivia.
Aunque Evo será posesionado como Presidente Constitucional de la República de Bolivia el 22 de enero, en los diferentes países fue recibido con todos los honores militares despertando gran expectativa en los mandatarios, en los medios de comunicación comerciales, en los residentes bolivianos y latinoamericanos y también en diferentes círculos económicos, políticos y sociales.
Sin ingresar todavía en detalles, el Presidente Indígena logró para su gestión de gobierno la condonación de la deuda de su país avalada en más de 100 millones de dólares, créditos concesionales por más de 200 millones de dólares, donaciones por más de 70 millones de dólares, la tecnificación y maquinaria agrícola por 15 millones de dólares, varios proyectos de alfabetización, instalación de radios comunitarias, carnetización masiva y otros de educación, salud y deporte que son muy significativos.
Además, logró un respaldo incondicional de un sin fin de organizaciones sociales, políticas y de los presidentes de todos los gobiernos con los que tuvo la oportunidad de encontrarse.
En la reunión con el Presidente de la República de China, Ju Hintao, les expresó que tienen coincidencia en el proceso de cambio: “La revolución del campo a la ciudad”.
El jefe chino respondió: “Ustedes nos están dando un buen ejemplo, nosotros con los fusiles llegamos al poder, ahora ustedes con el voto llegarán al gobierno”.
Destrozando los moldes protocolares
Orgulloso por su modo de vestir y de hablar, por su modo de comer y de pensar; en suma por su forma de ser, el Presidente Indígena rompió todas las normas protocolares en cada uno de los países.
Luciendo, en algunas ocasiones, una chompa de alpaca con los colores guindo, azul y plomo, un sacón de cuero o su clásica chamarra de campaña electoral con el mensaje: “Somos pueblo, somos MAS”, el líder boliviano fue acogido por los presidentes o jefes de gobierno en medio del estruendo de cañonazos en Venezuela, la gallardía de la guardia militar en Francia o la rigidez imperial de la imponente China.
Algunos medios de comunicación comerciales, preocupados por la vestimenta del Presidente Indígena le dedicaron programas enteros al jersey (chompa) o a su modo de ser.
Ante los medios de comunicación que esperan un Evo cambiado: cauto y medido, reconoció ser admirador del Che Guevara, del Sub Comandante Marcos, de Nelson Mandela y también de Mao Tse Tun; anuncia ser amigo personal de los presidentes Fidel Castro, Hugo Chávez y Luis Inacio da Silva y declara públicamente ser antineoliberal, antioligárquico y antiimperialista.
En cada país, donde las normas protocolares son más rígidas que otras, el Presidente Evo hizo pasar por apuros a guardias de seguridad o personeros de gobierno que no entendían – a parte de las barreras idiomáticas- cómo un indio sin traje ni corbata atravesaba las puertas de sus palacios.
El Presidente de la República de Francia, Jacques Chirac que lo recibió en el Palacio del Eliseo, compartió su preocupación por la poca costumbre en cuestiones protocolares.
Antes de sellar acuerdos bilaterales importantes entre las dos naciones, el líder boliviano incluso le comentó al Presidente Chirac que en 1989, pasó su cumpleaños en París comiendo una torta. “Primera vez en mi vida que en un cumpleaños me regalaron una torta”.
Diplomacia de pueblo a pueblo
En un hecho inédito e histórico para la democracia continental, el presidente electo boliviano logró ganar las elecciones del 18 de diciembre del año pasado con más de 53.7% de los votos, logrando la mayoría de congresistas en el Parlamento Nacional.
En una manera diferente de emprender las relaciones diplomáticas: -sin imposiciones ni condicionamientos - sino con respeto, dignidad y soberanía, el Presidente Evo realizó el periplo para demostrar que la “guerra sucia” de la embajada norteamericana y sus aliados políticos, durante la campaña electoral, era absolutamente falsa. En los mensajes mediáticos se difundió que si el MAS llegaba al gobierno se iba a bloquear Bolivia.
La gira del Presidente Indígena de Bolivia se inició en Caracas (Venezuela), luego Madrid (España), Bruselas (Bélgica), Amsterdan (Holanda), París (Francia), Beijing (China), Johannesburgo e Isla del Cabo (Sudáfrica) y Brasilia (Brasil).
Un par de días antes de su travesía, estuvo en la isla socialista de Cuba, junto al Presidente Fidel Castro y también en su tierra natal Orinoca (Bolivia) con sus abuelos y abuelas, tíos y tías y hermanos y hermanas.
En el Gran Salón del Gobierno de China, el Presidente Ju Hintao, prometió a Bolivia un apoyo diferente al tradicional. El apoyo no sólo será del gobierno en temas referidos a la cultura, ciencia y tecnología sino también que se incentivará para que los más grandes inversionistas accedan a proyectos en nuestro país.
Despliegue mediático sin precedentes
En cada país donde estuvo el Presidente Evo, se encontró con una gran cantidad de periodistas y reporteros gráficos de diferentes partes del mundo, interesados en “una exclusiva”.
Por su apretada agenda se limitó a ofrecer conferencias o ruedas de prensa donde trataba de responder todas las interrogantes que luego fueron noticia mundial.
Más de un periodista quedó atónico al escuchar al Presidente Indígena que no le llame Señor Presidente sino “compañero Evo”. “Es mucho mejor compañero Evo”.
Maurice Lemoine de Le Monde Diplomatique de Francia señaló que nunca, en los últimos años percibió tanto interés en la prensa nacional e internacional por poder entrevistar a un Presidente de una Nación; el fotógrafo alemán Thomas Albiú, comentó que la elección del indígena es todo un suceso no solo en Europa sino en otros continentes.
Rompiendo también las normas de protocolo, el Presidente Evo con absoluta naturalidad se acercó en más de una oportunidad ante los periodistas para saludarles y agradecerles. “Gracias paparazzis”, les decía desatando sonrisas entre los comunicadores.
En el encuentro con el Presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, antes de ingresar a una reunión privada de casi una hora, sonriente les dijo a los periodistas: “Evo me preguntó si soy el verdadero Zapatero”.
Luego de la reunión, el líder boliviano anunció que España condonará la mayor parte de la deuda externa, apoyará con créditos a la mecanización del agro y al pequeño productor e incentivará proyectos de educación y salud.
También en este país, tuvo una reunión reservada con el Rey Juan Carlos I, a los que se sumaron la Reina Sofía, el Príncipe Felipe y su esposa Leticia. “Es raro que los cuatro participen en una reunión, en una cena; sin duda, que existe gran interés en el Presidente de Bolivia”, nos comentó personal del entorno del rey.
Ama sua, ama llulla, ama k’ella
Al remarcar en sus diversas exposiciones que las organizaciones sociales y pueblos indígenas no son excluyentes sino incluyentes, el Presidente Evo demandó sobretodo el apoyo político internacional.
En todas las reuniones recibió ese apoyo y solidaridad.
En el encuentro con el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el Presidente Evo habló de que a fuerza de la honestidad basó su estrategia para ascender en el sindicalismo y en la política, pero además para enfrentar las campañas de criminalización y satanización a los movimientos sociales.
“En Bolivia, nosotros hemos juntado la capacidad intelectual con la conciencia social para llegar al gobierno. Ahora nos toca gobernar como lo hicieron nuestros antepasados con el ama sua, ama llulla y ama kella (no seas flojo, no seas mentiroso y no seas ladrón)”, dijo en su intervención.
El Presidente Chávez hizo un alto en esa intervención, para anotar en su libreta de apuntes las tres palabras sabias y para repetir junto al Presidente Evo: “ama sua, ama llulla, ama k’ella”.
El Presidente Indígena prometió en esa oportunidad y otras de esta gira que se debe confiar en la sabiduría de los pueblos indígenas, campesinos y originarios porque se han convertido en el reservorio para salvar la vida y la humanidad. “Gobernaré obedeciendo al pueblo boliviano”…
Otros artículos de Alex Contreras


La geopolítica detrás del secuestro presidencial

Rafael Bautista S. *

El secuestro europeo del avión presidencial boliviano confirma la disposición estratégica de los nuevos peones imperiales en el tablero geopolítico del incipiente mundo multipolar. También muestra la insolencia de un poder imponente que acaba en la impotencia (pues hasta sus propios agentes se le rebelan); por eso no tiene reparos en humillar a quien se le plazca y, de ese modo, exponer a los cuatro vientos el verdadero lugar que ocupa una Europa en decadencia: la nueva colonia gringa está, no sólo para sacrificarse por el dólar, sino que se presta, como lo hiciera un “housenigger” o esclavo de casa, a hacer el trabajo sucio del amo.

  • Artículos relacionados
Artículos que le pueden interesar
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress
Después de cinco siglos, Europa regresa a su condición periférica, cuando era nada respecto del mundo civilizado que lo protagonizaban árabes, hindúes y chinos. Es gracias a la invasión y al saqueo del Nuevo Mundo que Europa se proyecta al atlántico, como eje de su nueva condición de centro hegemónico mundial. La modernidad no fue nunca otra cosa que la administración de la centralidad europeo-occidental. La II guerra mundialle sirve a USA para ser ese centro que hereda de una Europa en ruinas. En ese contexto, la guerra fría fue la tercera guerra mundial que la gana USA (y la sufren los países pobres) e impone, desde entonces, un mundo unipolar.
Pero el siglo XXI manifiesta una nueva disposición global; aquél infatuado poder y su desmedida fuerzamilitar, acabó erosionando las bases de su propia hegemonía. La decadencia actual ya no es sólo del mundo imperial sino del proyecto que hereda y encarna. Cuando expone a una Europa reducida a mero apéndice colonial de una apuesta que ya ni siquiera es “americana”, sino impuesta por burocracias privadas financieras, muestra la fisonomía de una decadencia que, en medio de la más descomunal concentración de riqueza fruto del robo, enfrenta al mundoentero comosu enemigo.
La crisis europea es apenas la escena doméstica de la nueva guerra que desata Occidente contra un embrionario mundo multipolar (que ya no se considera su “patio trasero”); no sólo contra los BRICS sino contra toda disidencia en el resto del mundo. La amenaza reclama inmediata obediencia, y lo acontecido con el secuestro del avión presidencial boliviano muestra a una Europa que, aunque acostumbrada a humillar a otros, resulta aún máshumillada en su propia casa (pues ni siquiera Alemania abrió el pico en esta flagrante injerencia gringa en plena Europa). El primer colonizador del mundo moderno acaba siendo colonia. Es decir, la otrora cuna del renacimiento y la ilustración, la supuesta misionera de la civilización en el mundo, no halla en sí más argumento que no sea la sumisióny lacapitulacióna un poder que, para colmo, se encuentra en crisis terminal. Lo que manifiesta su elite gobernante es la pérdida de respeto por sí misma.
No en vano, el presidente ruso Vladimir Putin, a propósito de la injerencia europea en Siria –donde Europa regresa a su condición de genocida, armando a terroristas para derrocar a Bashar-al-Assad y, como en Libia, imponer la gula de Occidente; y donde Rusia ha frenado las ambiciones occidentales ofreciendo a Siria los misiles tierra-aire S-300PS ante cualquier ataque foráneo (si estos misiles son letales a cualquier avión de combate gringo, inglés o francés, imaginemos su versión superior, el nuevo sistema de misiles Vitiaz)–, interpela a la prensa europea y a su propio homólogo David Cameron: “yo estoy seguro de que ustedes estarán de acuerdo en queseguramente no deberíamos ayudar a gente que no sólo matan asus enemigos sino que además mutilan sus cuerpos y se comen susentrañas ante el público y las cámaras.¿Es ese el tipo de gente que ustedes quieren apoyar? ¿Quierenustedes armarlos? Si es así, parece que hay aquí muy pocarelación con los valores humanitarios con los que Europa se ha comprometido y que ha divulgado durante siglos”.
La ironía del presidente Putin deja entrever lo siguiente: hay poca relación con esos valores porque, en realidad, Europa nunca ha creído en ellos, tampoco USA.Un mundo hegemonizado por Occidente ha sido el más nefasto despliegue de dominación global que muestra, en la actualidad, hasta al propio derecho internacional como la expresión más sofisticada de su poder.
¿Qué otra cosa puede significar la violación de todo derechointernacional en el secuestro cometido a un avión oficial latinoamericano en espacio aéreo europeo?Esa violación responde a una anterior: el desprecio que USA ha propinado a la propia Europa, mostrando que las decisiones soberanas de sus Estados son tomadas al otro lado del atlántico; es decir, que aquella violación no es otra cosa que la apostasíadel concepto de soberanía, mostrando que el derecho internacional ya no tiene a los Estados como sujetos de derecho. ¿Cuándo comienza aquello? Con el neoliberalismo. Si el derecho de cada país se funda en la soberanía, ¿en qué se funda el derecho que promueve el neoliberalismo? Lo que produce el neoliberalismo es un sistema jurídico pertinente a la globalización del capital transnacional, de modo que los propios organismos y las instituciones mundiales (obedientes a ese poder) puedan sobreponerse a las propias soberanías nacionales.
En ese contexto, el secuestro por terceros, no sólo muestra el desconocimiento de toda soberanía sino el carácter obsceno que ha tenido aquello, lo cual nos acerca al concepto de violación. Por eso el secuestro no es algo episódico sino la más clara evidencia de la decadencia hasta jurídica del mundo hegemonizado por el imperio gringo. Las últimas invasiones militares que ha venido realizando Occidente han mostrado que el derecho internacional es apenas el guante que encubre la violación de todo derecho.
A partir de eso se puede colegir que los tratados que firman los países (como antes el ALCA o el TLC y ahora el tratado“Alianza del Pacífico”)son, en realidad, cesión sistemática de soberanía de nuestros países; pues lo que está siempre en juego es la disposición geopolítica de las respectivas áreas de influencia. Todo acuerdo comercial que emprende Occidente conlleva entonces la defensa de los intereses imperiales(los que ahora pugnan por sobrevivir en un mundo que ya no es el suyo). Europa resulta en esta guerra económico-financiera-mediático-militar apenas el empleado doméstico de la hegemonía gringa, pues si de intereses se trata, nadie como el excandidato presidencial John McCain lo ha puesto tan claro: “para Estados Unidos, nuestros intereses son nuestros valores y nuestros valores son nuestros intereses”.
En este contexto, analicemos la significancia geopolítica del hecho. La conjetura del error deslinda responsabilidades y pretende encubrir las tramoyas que se urden alrededor del hecho. Porque es bien sabido que, desde el 9-11, la comunicación entre la CIA, el Pentágono y el Departamento de Estado, ya no es fluida y menos armónica, de tal modo que hasta se desdicen, mostrando que ya no les inquietan los mismos desvelos. Ya no es sólo las corporaciones petroleras y el mundo financiero sino hasta el lobby israelí, quienes operan en estos organismos por encima del propio gobierno formalmente establecido. ¿Quién manda en USA?, es una pregunta cuya respuesta depende de cada coyuntura específica.
Pareciera que hasta la inteligencia gringa es espiada, con el fin de filtrar sus propios informes, de modo que las decisiones que se toman se hallan influidas por otros propósitos. La coordinación del bloqueo aéreo no fue algo improvisado de cuatro países que, además y supuestamente, se encontraban en medio de una querella acercadel espionaje del cual eran objeto. Es decir, el fin premeditado de aquello no era, en realidad,Snowden (pues ya se sabe que USA no desconocía su paradero) sino lanzar un mensaje de advertencia, además de, como en el golpe en Honduras, sopesar las reacciones. Entonces, desplacemos nuestra mirada hacia otro lado.
¿Por qué USA es el artífice de la “Alianza del Pacífico”, la AP, cuyos signatarios son Chile, Colombia, Perú y México? El objetivo es impedir la creciente influencia china en Latinoamérica y, para ello, USA no se ahorra medios para fracturar los proyectos de integración de nuestros países. La AP, junto con la “Trans-PacificPartnership” o TPP y la estrategia “Indo-Pacífico” son el montaje estratégico que promueve USA para cercar y contener a China. En nuestro continente, la AP restaura la influencia gringa, mediante la activación de un bloque conformado por los satélites gringos, para enfrentarse al MERCOSUR, a laUNASUR y al ALBA; del mismo modo como el golpe de Honduras sirvió para fracturar una integración centroamericana adversa a USA.
Lo que se pretende es actualizar la “Doctrina Monroe” en plena guerra no declarada entre Occidente y los BRICS; por eso no es raro que España y Francia hayan actuado como observadores de la AP, y sus diarios, como “El País”, hayan festejado aquello que, decían, “no se trataba sólo de un tratado comercial” y que les era más atractivo que una nueva integración europea.
El involucramiento de estos países no es casual; con este añadido: ningún país firmante de la OTAN ofreció siquiera hospitalidad humanitaria al avión presidencial boliviano. Austria lo hace porque no es parte de la OTAN; es decir, la orden imperial no contemplaba las consecuencias que hubiese significado la imposibilidad de un aterrizaje forzoso. La flagrancia de aquello contemplaba una macabra jugada estratégica: ¿cuál sería la reacción de una Sudamérica fracturada?
Algunos presidentes así lo interpretaron, por eso el presidente Correa llama la atención de la ausencia del presidente protempore de la UNASUR, Ollanta Humala. En la reunión de urgencia que se realiza en Cochabamba, la contundencia de las declaraciones de, sobre todo, Venezuela, Ecuador y Argentina, remedian, de algún modo, la ausencia de los presidentes del bloque satelital(lo cual denota que, en medio de la decadencia imperial, ciertos gobiernos siguen pregonando una soberanía que no coincide con el grado de entreguismo que muestran sus apuestas económicas). Pero la contundencia no va más allá de la denuncia y es fríamente avalada por unas tibias representaciones que no parecen medir la envergadura del hecho. La sentencia del presidente Correa fue admonitoria: “o nos graduamos de colonias o…” ya sabemos.
Lo cual nos muestra que el colonialismo advertido en la actual Europa, hace también todavía nido en nuestros gobiernos. Que Dilma Roussef no asista al encuentro de UNASUR es ya señal que tiene sus ojos puestos más en el norte que en el sur. Por eso su propia población denuncia, en sus manifestaciones, aquel cambio de perspectiva. El modelo a la Lula que tanto pregonaban las elites intelectuales “políticamente correctas” cayó por su propio peso. Las ambiciones imperiales de Brasil tiene que pactar con los de arriba y ya no con los de abajo; lo cual significa: alejarse del sur y proponerse integrarse al norte.
Ni Lula se dio cuenta que trabajaron, en realidad, para la derecha; es decir, la nueva clase media que generaron ahora tiene pretensiones de primer mundo y, en ese sentido, ya no lucharían por el proyecto que los sacó de la pobreza–como advierte Eric Nepomuceno– sino defenderíanúnicamente su situación incluso, a costa de los demás, o sea, a costa de los pobres que genera toda nueva acumulación de riqueza. Moraleja: si en la pobreza se es revolucionario, parece que en toda riqueza anida el espíritu conservador. Entonces,¿es el fin de la lucha la riqueza? ¿Para qué luchan nuestros pueblos? ¿Para ser como el norte, que ya no sabe ser norte ni para sí mismo?
La estrategia gringa consiste en calcular el grado de fracturación de Sudamérica, mediante la provocación hecha. Los países europeos no contemplan dar explicaciones porque se hallan bien respaldados y bien advertidos. Cualquier desafío de parte de nuestros países está también advertido; lo acontecido con el avión presidencial es tan sólo una muestra de lo que USA es capaz de hacer (aunque aquel alarde de fuerza ya no es tanto, debido al anunciado recorte militar de hasta el 30%–debido sobre todo a los fracasos en Irak, Afganistán y, últimamente, Siria–, lo cual significaría la desaparición de 12 brigadas de combate terrestre y de hasta 33 unidades aéreas de combate; en tales condiciones, se dice, está difícil que Washington pueda emprender una ofensiva militar a corto o mediano plazo, ya que su capacidad militar en el plano operacional estaría seriamente reducida; sin contar con el hecho de que cerca al 60% de la marina gringa se encuentra acantonada en el pacífico, con el único objetivo decercar a China)
Las revelaciones que hace Snowden no son las únicas sino forman parte de una serie de denuncias que han estado sucediendo hace ya un buen tiempo. Ya el ex comandante de las fuerzas nucleares de USA, el general Cartwright, es acusado de espionaje por revelar al New York Times la operación “juegos olímpicos”(que consistía en introducir los virus informáticos Stuxnet y Flame en el complejo computacional de Natanz y sabotear así el programa nuclear de Irán), del mismo modo Jeffrey Sterling, ex empleado de la CIA, quien denunció la operación “Merlin”, Bradley Manning hizo lo mismo revelando informes de inteligencia, Thomas Andrew Drake denunció el programa “Trailblazer”, por el cual se busca introducir virus informáticos en cualquier computadora o celular, etc. Todos estos son considerados traidores (bajo la “EspionageAct” de 1915, que censura todo derecho a la información del país supuestamente más democrático del planeta) cuando, en realidad, lo que denuncian es la traición cometida por su gobierno a su propio pueblo y a su propia constitución. Lo que hace Snowden es eso: develar que su propio gobierno viola el derecho a la privacidad establecidoconstitucionalmente.
Demostrado lo que ya se rumoreaba, lo que irrita a USA es la probable apuesta de las potencias emergentes de limitar el internet (en manos de los “servidores” Google, Facebook, Microsoft, Verizon, Apple, Yahoo y Skype, los cuales son supeditados al programa PRISM de la National Security Agency) y promover intranet nacionales, resguardando lo que es estratégico para cada nación: la información y la comunicación. Es curioso que la creación del panóptico (que se la debemos a Jeremmy Bentham) fue creada para el control de campesinos privados de sus tierras y obligados a trabajos forzados; lo que después representó el sistema carcelario, ahora nos enseña su máxima realización con las revelaciones de Snowden: si el imperio puede vigilar a todo el mundo, entonces nos encontramos encerrados en un panóptico global y el imperio asume para sí lo que representa un pan-óptico: el imperio se cree el ojo de dios.
Por eso no tolera disidencias, porque todas desafían, en última instancia, su pretendida omnipotencia. Lo que nos devuelve a su considerado “backyard”. Si no hay una respuesta decidida de nuestros países, entonces el secuestro del avión presidencial le sirvió para constatar que la fractura realizada con la AP, ha debilitado seriamente a la UNASUR. Si esto es así, entonces puede pensar en la recaptura de su inmediata área de influencia, ya que la reacción de los países se irá diluyendo en respuestas unilaterales, sin repercusión regional.
Geopolíticamente nos habrá vuelto a anular. Si no hay respuesta regional decidida al secuestro presidencial, le estaremos dando carta blanca al imperio en decadencia para iniciar una nueva ofensiva “monroeista”. Las oligarquías sudamericanas ya se encuentran animadas, fieles a su condición subordinada al dólar, pues el bajo crecimiento y la inflación regional (que se operan también desde afuera) son siempre argumentos para denunciar la incompetencia de los gobiernos populares en materia económica. Por eso resalta la miopía de Brasil que, siendo parte de los BRICS, no es capaz de liderar una apuesta regional definitivamente soberana, para posicionar su propia presencia en el contexto del nuevo orden multipolar.
Si cotejamos al TPP (la hermana gemela del AP) por sus miembros: Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, el mercado total que constituyen apenas bordea los 200 millones. Sólo Indonesia, que no forma parte de este acuerdo, supera a todo este mercado promovido por USA, ya que cuenta con 245 millones de gentes. Los BRICS sin Brasil conforman más de 3000 millones de habitantes. Vayamos a Sudamérica. No sólo por el mercado sino hasta por el PIB, el conjunto de los firmantes de la AP no llega a igualar ni siquiera al PIB de Brasil, sin contar a los otros miembros del MERCOSUR. Es decir, la AP no es un bloque de peso que pueda desequilibrar al MERCOSUR o al ALBA.
Su conformación es más bien de carácter defensivo y quien se defiende, de China, no son nuestros países sino USA. Pues hasta sus propios thinktanks, como el Consejo Nacional de Inteligencia, revela que, hasta el 2030, China logrará desplazar, en lo tecnológico, económico y hasta militar, a la suma conjunta de Europa y USA del primer lugar en el mundo. Es decir que, quienes en nuestra región, apuestan su vida a USA y Europa, apuestan, en realidad, a su muerte.
Sus mercados ya ni siquiera se sostienen a sí mismos. Por eso sus tratados comerciales buscan desesperadamente lograr crecimientos apropiándose de los crecimientos ajenos; no otra cosa ha sido la historia del desarrollomoderno: para generar desarrollo hay que producir subdesarrollo, como garantía del desarrollo. El primer mundo ya se da cuenta de que las propias fuentes de crecimiento y desarrollo no son aptas para los afanes desmedidos del famoso progreso moderno, por eso generan ahora dinámicas de guerra fría en el ámbito de las finanzas sobre todo, para expropiar la riqueza que genera el tercer mundo para beneficio propio. Pero ni eso tiene futuro y muestra de ello son los constantes periodos de inflación, deflación y estancamiento de la economía mundial.
No hay mejor coyuntura que ésta para desprenderse definitivamente de un sistema que, en plena decadencia, no halla otra forma de sobrevivir sino parasitariamente. Por eso juega sus apuestas hasta de modo suicida. Se juega su vida pero, en vez de adecuarse a un mundo nuevo, no sabe sino poner en peligro la vida de todos. Ni su pax americana consiente lo que fue la clave de su inspiración histórica, la pax romana: ésta fue posible porque el emperador Adriano desistió de su dominación y se retiró de Mesopotamia. La insistencia gringa no da muestras de igual sensatez y apuesta a la dominación pura, generando la posibilidad de una conflagración global.
Por eso en estos lados opta por la doctrina del“dog’scircle” o el “divide y vencerás”, algo que aprende del colonialismo francés e inglés, introduciendo elementos desestabilizadores con fuerte apoyo militar y económico (por eso la AP, dice “El País” de España, “no vislumbrasólo asuntos comerciales”). La confrontación que USA ha destapado con el secuestro del avión presidencial es entre Occidente versus UNASUR y los BRICS (por eso la condena que hace Putin a España, Italia, Francia y Portugal –que ya no serían los PIGS sino los PIFS– es acertada: también fueun agravio a Rusia).
Se lleva a cabo la reunión de la OEA. La advertencia de Insulza es cierta: denunciamos y ¿después?, todo vuelve a lo mismo. Se trata de sentar un precedente, lo cual pasa por una firme decisión de revertir el desequilibrio de nuestras relaciones Latinoamérica-Europa. Ya es hora que nos demos cuenta que ellos necesitan más de nosotros que nosotros de ellos. Entonces vayamos por donde más les preocupe: la revisión de los acuerdos comerciales. La contundencia de ello no puede ser sino una decisión conjunta. Si no es toda la región, por lo menos que los países del ALBA y el MERCOSUR inicien aquello. Ojaláesto sirva para que el propio gobierno boliviano revise la presencia de Repsol y de todos los capitales españoles y europeos; pues lo que siempre han hecho, a nombre de inversión, es el saqueo indiscriminado de nuestra riqueza.
Dejar huérfanos a Bolivia, Ecuador, Venezuela y Argentina, es la apuesta geopolítica del incidente con el secuestro del avión presidencial en Europa; para de ese modo iniciar una definitiva recaptura gringa de su “patio trasero” (pues ya perdieron muncho en Medio Oriente). Si estos países –y Brasil– y la región en general no se dan cuenta de ello, quiere decir que nuestra vocación colonial no está a la altura de esta oportunidad histórica. Cinco siglos después Europa vuelve a su condición periférica, ¿no será señal de que nosotros volvamos, de una vez por todas, a nuestra condición libre y soberana, anterior a la invasión europea?
* Autor de “DEL MITO DEL DESARROLLO AL HORIZONTE DEL SUMA QAMAÑA”, rafaelcorso@yahoo.com

Fernando Molina: Bolivia y las nacionalizaciones

Bolivia: la revolución continúa

Infolatam
La Paz, 11 julio 2012
Por FERNANDO MOLINA
Las fuerzas sociales que sacudieron y transformaron Bolivia en el último lustro no se han aplacado. Evo Moralesllegó al poder montado sobre la ola, y ahora corre el riesgo de ser el arrecife contra el que ésta se estrelle. Estas fuerzas eran el deseo de redistribución de la riqueza petrolera y mineral que se han revalorado por el boom de las materias primas, y la determinación de echar a la élite neoliberal del poder y sustituirla por “tribunos populares”. Lo segundo ha ocurrido amplia y, en muchos casos, rudamente, pero esto no ha detenido lo primero.
La última revolución boliviana sólo se ha completado en el plano político: una nueva camada de gobernantes está a cargo de todo y ha llegado a tener más poder que ninguna otra en la historia. Al mismo tiempo, los movimientos populares siguen aspirando a una revolución “social”, que no solo invierta las posiciones (“de vuelta la tortilla”) en el Estado, sino también en el aparato productivo y el mercado. Durante su arribo al poder, cuando aún encarnaba lo nuevo, el Gobierno alentó estas ambiciones y trató de satisfacerlas en la medida de lo posible: nacionalizó las principales empresas e incrementó significativamente la cantidad del ingreso nacional que llega a la mayoría de la población.
A partir de cierto punto, sin embargo, Morales comprendió que llevar la redistribución al extremo desestabilizaba su propio poder, por lo que comenzó a enfrentarse a ciertos movimientos y a rechazar ciertas demandas, en especial de las de carácter salarial, que amenazaban una administración prudente de las finanzas públicas. El vicepresidente Álvaro García Linera dejó de exaltar todos los movimientos que surgían y, en cambio, comenzó a diferenciar entre movimientos “buenos” y “malos”.
Ni el innegable predicamento de Morales sobre las organizaciones sociales ni tampoco la gran liquidez del Tesoro público lograron frenar la furia redistributiva de la gente, que además el mismo Gobierno, erigiendo un caballo de Troya, había alentado con un discurso útil para llegar al poder pero nefasto para ordenar al país (“el Estado tiene que resolver todos los problemas”, dijo a todo el que quería escucharle, una creencia que, según el Latinobarómetro, es más alta en Bolivia que en cualquier otra parte de Latinoamérica).
el Gobierno tuvo que aceptar que los grupos movilizados pasen por encima de su voluntad (pues las autoridades no deseaban ni desean nacionalizaciones en minería)
Los demonios rentistas, que llevan a la gente a extorsionar al Estado con toda clase métodos de “acción directa” han sido responsables, este año, de graves conflictos que con claridad tuvieron al Gobierno en contra. Los más abiert
amente egoístas fueron los impulsados por las comunidades campesinas y los pequeños mineros que pugnaban por apropiarse de yacimientos minerales, o poner bajo su propio control determinadas extensiones de tierras. Estas ambiciones puramente crematísticas han sido responsables, en el último mes, de la pérdida de los contratos que el país tenía con las empresas mineras internacionales Glencore (en mina Colquiri) y South American Silver (en Mallku Khota).
En ambos casos, el Gobierno tuvo que aceptar que los grupos movilizados pasen por encima de su voluntad (pues las autoridades no deseaban ni desean nacionalizaciones en minería) e incluso que cometan graves delitos, como el secuestro de un grupo de ingenieros de la South American. Y, al final, tuvo que entregar a los activistas que habían organizado el conflicto los yacimientos que éstos pueden aprovechar directamente y “estatizar” el resto, aunque la promesa de que el Estado explote adecuadamente este tipo de minas  (“open pit”)es imposible de cumplir. Para eso necesitaría un capital y una tecnología con los que no cuenta.
Si las del pasado (en hidrocarburos o electricidad) fueron una especie de “ofrendas” hechas por el Estado en honor las multitudes, para tratar de aquietarlas, las de ahora son “botines” conquistados por estas mismas multitudes, que se resisten a tranquilizarse y aceptar que sea el Estado el encargado de reunir y repartir la riqueza social de una manera equitativa.
Mientras Bolivia viva el momento de mayor prosperidad de su historia, y mientras el empoderamiento popular haga desaconsejable cualquier intento serio de reprimir los brotes de violencia política, esta situación seguirá agravándose. Aunque el Gobierno parece fuerte y actúa implacablemente en el área política, haciéndole la vida imposible a sus opositores (entre ellos a los indígenas del oriente), se lo ve completamente desarmado, ideológica e institucionalmente, para imponer orden en la sociedad. Su única respuesta a ésta es la demagogia, ceder y prometer, y con ello socavar aún más su credibilidad, lo que le quita la poca capacidad para actuar que aún conserva.
Aunque ya no le guste a los revolucionarios en el poder, la revolución boliviana continúa su marcha, impulsada por la ambición de echarle mano a las rentas de la exportación de materias primas. Claramente, hoy esta revolución ha vuelto a acelerarse. ¿Podrá llegar más lejos? Seguramente no al “socialismo”, como quisieran los disidentes de izquierda del proceso, ya que éste es un país de pequeños productores que en su mayoría más bien aspiran al capitalismo salvaje, antes que a la centralización de los medios de producción. Pero no cabe duda de que la intensificación de las luchas populares puede desordenar gravemente la economía, como ocurrió a principios de los ochenta, y con ello volverse involuntariamente “conspirativa”, no porque sea coordinada por la oposición, lo que no ocurre, sino porque puede volverse (como mostró el reciente motín policial) peligrosa en exceso para la democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario