VERSOS QUE ILUMINAN... PALABRAS QUE QUEMAN

domingo, 6 de marzo de 2016

"Aquí se juega el futuro Y nos costó un Perú..." (ZamaCueca) De FRANCISCO ALVERO El Juglar de la libertad




"Aquí se juega el futuro 
Y NOS COSTO UN PERU!!!.."
(Z a m a C u e c a)  



De FRANCISCO ALVERO El Juglar de la libertad





En Ollanta hemos confiado
y nos ha defraudado!
Como el Cholo Toledo,
prometían un cambio
y no vamos a olvidarnos
que nos costo un Peru!

Confiabamos en Garcia 
y en el chino genocida
Belaude y Paniagua
y la lista ya es muy larga
mas no vamos a olvidarnos
que nos costo un Peru

 
Y aunque seguimos confiando
todo mi pueblo de abajo
ya no podrán engañarnos
aunque se vistan de santos
Nunca vamos a olvidarnos
que el Pueblo es algo sagrado
por eso digo mi hermano,
 que el destino se juega aqui!



Vencimos los españoles
logramos la independencia
mas, sin duda la segunda
todavía nos espera
y no vamos a olvidarnos
que nos costo un Perú

Cuando el pueblo esta de fiesta
su alma entera se alegra
y el cuando esta de luto
se entristece hasta la médula
y no vamos a olvidarnos
que nos costo un Perú!

No debemos desanimarnos
debemos reflexionar, hermanos
Con la conciencia de clase,
como enseño nuestro amauta
y sin dividirnos en vano
mantener el puño en alto
y el corazón bien peruano 
que el futuro se juega aquí!











Imagen

















[DECLARACIÓN]

UNA IZQUIERDA PARA TRANSFORMAR EL PERÚ, 
NO PARA EL CONTINUISMO

El proceso electoral en marcha ha ingresado en una fase decisiva con una cantidad impresionante de aspirantes al gobierno central y al congreso de la república, pero con carencia de ideas importantes. De los candidatos de derecha, ahora rotulados de centro por conveniencia oportunista, poco o nada nuevo se puede esperar. Todos ellos se nutren del proyecto que inició Alberto Fujimori, cuyo ciclo expansivo ha terminado con el derrumbe de los precios de las materias primas. El Estado neoliberal, que dio nacimiento la Constitución de 1993 –que todos ellos defienden-, se asfixia en la crisis de sus instituciones, desbordado por el narcotráfico, la corrupción, la violencia y la inseguridad.

Cambio de rumbo o continuismo ha sido –sigue siendo- la contradicción a resolver para el presente y futuro del país. A nuestro juicio, esta tarea define la estrategia y la táctica para el periodo. No entenderlo, desde la izquierda, solo llevará a disputas estériles por candidaturas que terminarán en fracasos que la experiencia reciente ya demostró más de una vez.

Las oportunidades se aprovechan o se pierden. Para las izquierdas, el periodo singular que atraviesa la sociedad peruana es una oportunidad para construir una alternativa capaz de defender el espacio progresista y configurar un bloque político, social y cultural, abriendo un nuevo escenario que nos permita salir de la derrota y de la defensiva, asumiendo posiciones consecuentes en defensa de los intereses nacionales y populares agredidos por el neoliberalismo. A esa circunstancia corresponde la propuesta de ¡Un solo frente, un solo programa, un solo candidato! La única capaz, de haberse asumido, de ofrecer al país una alternativa seria, madura, responsable y con posibilidades de éxito.

Por ahora, este objetivo estratégico no ha sido alacanzado. La oportunidad ha sido desaprovechada. En este escenario, que las elecciones próximas consagrará, podría acentuarse aun más la fragmentación de las izquierdas y del movimiento popular, y con ella quedaría abierto el camino para una mayor profundización y consolidación del modelo neoliberal y el consiguiente fortalecimiento de las tendencias autoritarias que exigen sacar el Ejército a las calles.

El Partido, consecuente con sus decisiones congresales y del Comité Central ha persistido y persistirá en la batalla por la gran unidad para el gran cambio. O abrimos un nuevo rumbo para el país y para ello nos preparamos y unimos, o nos limitamos a vivir de los despojos que nos permitan los dueños del circo. Una izquierda sin estrategia se moverá inevitablemente en las fronteras de la estrategia del adversario. Esto es lo que viene ocurriendo hoy, lamentablemente. Por eso cabalgan la asociación del sectarismo y la estrechez de miras, por un lado, con el aventurerismo del “yo candidato”, a cualquier precio, del otro, mientras millones de personas no tienen donde apoyar su ilusión ni su confianza.

No aceptamos convertirnos en una organización que rinda culto al electorerismo, al caudillismo hoy de moda, menos perdernos en los vericuetos sin rumbo ni horizonte. Toda batalla es importante siempre que no se consuma en aparentes éxitos del momento, en ventajas circunstanciales, en respuestas que se agotan dentro de los límites que nos impone el adversario.

En pocos meses habrán terminado las elecciones en curso con resultados fácilmente previsibles: más de lo mismo, pero con la ausencia de una oposición popular vertebrada, unida, articulada, con capacidad de dar batalla en todos los escenarios. Pero lo transitorio no es lo final, puede ser, por el contrario, el inicio de una nueva marcha. Las grandes tareas que debe enfrentar el Perú para enrumbar al desarrollo, al progreso y la justicia social, la democracia y libertad de verdad, es decir hacer realidad un Perú nuevo en un mundo nuevo, como propuso Mariátegui, siguen en pie. Y por lo mismo, sigue en pie también la necesidad de contar con un Partido Comunista, con una izquierda y un pueblo a la altura de ese reto.

Fracasados todos los esfuerzos unitarios hechos para la gran unidad de las izquierdas, del movimiento popular y el progresismo, que fue el núcleo central de nuestros esfuerzos a lo largo de estos años, como condición para participar en las elecciones generales en curso, no nos queda, por esta vez, sino la opción de no intervenir.

El Partido no propicia, promociona, ni participa de ninguna fórmula electoral presidencial o parlamentaria.

Señalamos, asimismo, que el Partido no avala ninguna candidatura disidente, menos aún de aquellos que han sido separados de la militancia, por estar incursos en investigación debido a presuntos actos de corrupción, así como por la quiebra de sus Estatutos y la disciplina partidaria.

Lima, 21 de diciembre del 2015
Buró Político del Comité Central PC del P




Hugo Blanco llama a votar por Verónika Mendoza y el Frente Amplio

 
- Ello no lo exime de expresar discrepancias con el método electoral y pedir que la candidata se afirme más en las luchas sociales y se diferencia del "charco electorero".
Servindi, 23 de diciembre, 2015.- El líder histórico de las luchas campesinas Hugo Blanco Galdós expresó que todos debemos esforzarnos y colaborar con Verónika Mendoza y el Frente Amplio para que "obtenga la mayor votación posible". Esto no obvia que señale algunas discrepancias de "método", como la necesidad de afirmar un perfil más contrario y rebelde frente al actual sistema corrupto.
Hugo Blanco manifiesta que sus diferencias se orientan a que el Frente Amplio debe lograr diferenciarse "de todo el charco electorero" de la vieja política. "No ha de lograr mayor votación metiéndose en él, sino precisamente diferenciándose de él", manifiesta.
Compartimos a continuación el artículo: La borrachera electoral recibido directamente de don Hugo Blanco quién informa que un texto crítico escrito para un grupo cerrado de personas se haya difundido "sin su autorización" dando lugar a malentendidos.

La borrachera electoral

Por Hugo Blanco Galdós*
Cada 5 años el sistema capitalista que nos oprime, nos aparta de nuestra lucha defensiva para que supuestamente elijamos a quienes nos van a gobernar.
Esto naturalmente que es falso. Quienes gobiernan el mundo son la grandes compañías transnacionales a través de sus sirvientes: Presidentes, mayorías parlamentarias, Poder Judicial, Ministerio Público (fiscales), Policía, Fuerzas Armadas, grandes medios de comunicación, etc.
Jamás van a permitir suavemente que el pueblo les arrebate el poder.
A veces, cuando el pueblo se rebela contra los opresores, éstos permiten que entren gobiernos llamados “progresistas” (Venezuela, Bolivia, Ecuador, Brasil, Argentina), que recortan privilegios de las grandes empresas gobernantes, pero garantizan la continuación del sistema; luego de un tiempo, como no se puede hacer una revolución a medias, estos gobiernos se desprestigian y vuelve a la derecha, sirviente leal del gran capital, a gobernar. Esto lo estamos viendo en Venezuela y Argentina.
En el Perú todavía estamos muy lejos de sacudimientos populares como los que hubo en Venezuela, Bolivia, Ecuador. Por lo tanto, las empresas transnacionales no tienen que aceptar un gobierno “progresista”.
Las encuestas muestran que, el pueblo no confía en el gobierno, ni en el parlamento, ni en jueces, ni fiscales.
También muestran que la mayoría no sabe por quién votar.
El próximo gobierno será uno de los corruptos conocidos: Fujimori (si gana Keiko saldrá de la prisión al palacio de gobierno), Alan García, (quien, entre muchas otras cosas, masacró al pueblo en Bagua y otros lugares y dio libertad a narcotraficantes que pagaron millones). Kuczinski (norteamericano yerno de un jefe de la CIA, organismo yanqui encargado de buscar y matar luchadores antiimperialistas). Toledo (que inexplicablemente se hizo de millones durante su gobierno). Y otros por el estilo.
Frente Amplio
Jorge Agurto, director del valioso periódico virtual indígena Servindi, manifiesta: “La única opción ante tanta corrupción del sistema es el Frente Amplio”.
Estoy de acuerdo con él, creo que tenemos que esforzarnos para que obtenga la mayor votación posible, para ello debemos colaborar todos, principalmente, la candidata Verónika.
Señalo mis discrepancias con sus posiciones, que precisamente debilitan la firmeza de rebeldía ante el sistema corrupto que debe tener. Debe mostrarse contraria al sistema, no complaciente con él.
En primer lugar, una opción anti-sistema tiene el deber de señalar claramente que éste no será derrotado por la vía electoral, que la vía para desplazarlo es la lucha social. Eso no es contradictorio con la participación electoral, señalo el ejemplo de cuando fui candidato a la Asamblea Constituyente: Usé el espacio gratuito que teníamos los candidatos para hacer propaganda electoral, para todo lo contrario, para señalar que la vía para responder al ataque que hizo el gobierno de Morales a la economía popular, debía ser respondido por el esfuerzo para que el paro convocado por la CGTP fuera exitoso, que votaran por cualquiera, pero la unidad debía darse en el terreno de la lucha. Como muestra de que ese llamado indignaba al sistema, a las pocas horas estuve preso y fui enviado con otros opositores al gobierno, a un cuartel antisubversivo de Argentina para que nos liquidaran (si eso no se realizó fue gracias a que un periodista publicó la foto del avión militar peruano en una base antisubversiva argentina).
Precisamente fue mi posición anti-electorera la que logró que fuese el izquierdista más votado, estando yo en el exilio.
La fundamental tarea de la campaña debe ser la educación del pueblo.
¿Cuál es la situación actual?
Hay un ataque fuerte de las empresas transnacionales mineras a la naturaleza y a la población peruana, la gente lucha en defensa del agua y la vida. No basta una declaración genérica de que desde el gobierno del Frente Amplio se revisará la política minera. Sé que la gente del Frente Amplio en las zonas afectadas trata el tema. Verónica Mendoza debe estar en las manifestaciones de Cajamarca exigiendo ¡Conga no va! Debe ir a Islay a declarar ¡Fuera Tía María!
Precisamente Servindi señaló que el gran tesoro peruano es su biodiversidad.
El tesoro explotado por Costa Rica es su naturaleza (mucho menos variada que la nuestra), por eso en ese país está prohibida la minería a cielo abierto. También en algunas provincias argentinas existe esa prohibición.
¿Por qué? Porque la minería a cielo abierto es destructora: Consiste en explosionar 4 toneladas de roca para extraer un gramo de metal usando grandes cantidades de agua con cianuro. Esa agua envenenada ya no sirve para el uso directo, ni para la agricultura o ganadería. Por lo tanto no podemos decir “Cuando estemos en el gobierno veremos”, hay que condenarla desde ya. Es el principal ataque al Perú actual. Es un honor que nos llamen anti-mineros. A los únicos que beneficia la minería a cielo abierto es a las grandes empresas y a sus sirvientes, las autoridades.
El compañero Marco Arana me informa que los pueblos Awajún y Wampis, víctimas de la masacre de Bagua, han decidido en asamblea, postular a uno de sus apus al Congreso por el FA de Amazonas. Me parece excelente. Inmediatamente debe ir Verónika donde ellos y desde ahí manifestar públicamente que apoya la decisión de los de los Wampis de declarar gobierno autónomo. Eso es estar contra el sistema, su actitud le atraería el repudio de los medios del sistema, pero atraería más votos de la gente de abajo.
La agroindustria, en manos de empresas transnacionales, ataca fuertemente a la naturaleza, pues aplica el monocultivo, a diferencia de la agricultura familiar que practica la rotación de cultivos y los cultivos asociados. Además la ataca con el uso de fertilizantes químicos, insecticidas y herbicidas químicos. Quita agua de la agricultura familiar que trabaja para alimentarnos en forma saludable, para cultivar alcachofas y espárragos que envía a Europa y Estados Unidos. Las autoridades a su servicio han emitido una ley en favor de la agroindustria que quita derechos a los obreros agrícolas.
Verónika dice que no tiene nada en contra de ella. El pueblo peruano en general y los campesinos en particular, sí tienen mucho en contra de la agroindustria depredadora, ladrona del agua y opresora del proletariado agrícola. Los miembros del Frente Amplio de Huancavelica, exigen, al igual que yo, que Verónika condene la agroindustria, pues les quitaron el agua. El uso del agua de sus ríos por ellos, es considerado delito, pues esa agua debe ir para la agroindustria de Ica.
La privatización de las pensiones que eran una función estatal la impuso en Chile la dictadura de Pinochet, impuso las AFP. Esa maniobra neoliberal la copió el Perú. Verónica Mendoza las acepta, no plantea que vuelva a ser una función estatal. Eso debilita el apoyo popular al Frente Amplio.
Otro aspecto que debilita la candidatura mostrándola complaciente con la corrupción, es manifestar que desde el interior corrupto de la dirección policial surja una comisión para combatir su corrupción, además de aumentar el sueldo de los policías.
Lo que debemos plantear es que sean las rondas campesinas y rondas urbanas, juntas de vecinos, o como se llamen, quienes se ocupen del orden interno.
Me refiero a que sea la propia población quien designe de su seno, a los encargados del orden interno. Sabemos que a veces se cometen arbitrariedades, precisamente la única garantía para que ellas no sucedan, será la sociedad organizada y vigilante.
En el congreso del Frente Amplio estuvieron ronderos exigiendo que se les tome en cuenta, desgraciadamente eso no sucedió. Como señalé fue el candidato derechista quien habló de las rondas.
El pueblo peruano sabe y repudia la corrupción de jueces y fiscales. Precisamente debido a ese descontento el F.A. debiera plantear que los jueces y los fiscales sean elegidos por el pueblo y revocados por él. Ese planteamiento democrático haría que suba la votación por el Frente Amplio. El planteamiento de Verónika debilita el apoyo popular al Frente.
Respondo al compañero Agurto que mi empeño es lograr diferenciar al Frente Amplio de todo el charco electorero. No ha de lograr mayor votación metiéndose en él, sino precisamente diferenciándose de él.
Otra de mis discrepancias es organizativa:
El congreso del Frente Amplio debió haber servido para debatir y decidir el programa. Además para señalar la forma de elección de los candidatos. También para debatir el problema económico, sobre la financiación de la campaña.
Sin embargo, lo único que se votó fue que el candidato a primer vicepresidente sea el compañero Marco Arana.
Todo lo demás lo decide la todopoderosa Comisión Permanente, compuesta por personas que poco o nada tienen que ver con las luchas sociales. La burocratización ha hecho mucho daño a los movimientos sociales, debemos desterrarla, sustituirla por la democratización. Como dicen los zapatistas, los de abajo mandan, los elegidos para representarlos, obedecen.
(Nota.- Escribí algo para los miembros del Frente Amplio esperando que lo debatieran internamente. Alguno de los compañeros le dio a Fernando Gutiérrez y él, sin mi autorización, lo hizo público. Mi hija, que maneja mi facebok lo puso en él.)
Una de las cosas que criticaba era el requisito de dar MIL SOLES para ser precandidato, con lo cual se impedía que los luchadores sociales que lograron la inscripción de Tierra y Libertad fuesen candidatos. El compañero Marco Arana aclara que ese dinero es para la campaña. Es coherente que cada candidato (no pre-candidato) pague su campaña, pero no se entiende por qué tendrá que pasar por manos de la “Comisión Permanente”.
Hay otro obstáculo adicional: Se ha dispuesto que en el transcurso de una semana, en estas fiestas navideñas, los precandidatos de Lima, reúnan 500 firmas de respaldo hasta el 28 de diciembre.
Temo que la capitulación programática y los mencionados obstáculos tengan como objetivo abrirse a la alianza con sectores no revolucionarios.
Estoy en contra de eso, considero que el Frente Amplio debe ser coherente con su proposición de ruptura con el neoliberalismo y atraer el voto de quienes estamos contra el sistema, no conciliar con éste.
Diciembre de 2015
---
* Hugo Blanco Galdos es dirigente quechua histórico del movimiento campesino indígena peruano. Fue encarcelado por su rol clave en una rebelión quechua para reclamar sus derechos y territorios. En la cárcel, escribió el libro “Tierra o Muerte: la Lucha Campesina en Perú”. Fue exiliado en Chile, Argentina, Suecia y después México. Fue dirigente de la Confederación Campesina del Perú (CCP) y de la izquierda peruana. Integró la Asamblea Constituyente de 1979 por la agrupación Frente de Izquierda Revolucionaria (FIR) y fue candidato al Parlamento Andino por el Partido Socialista el 2006. En agosto de 2013 participó en la Escuela Zapatista y el Congreso Nacional Indígena en México. Actualmente es director fundador del periódico “Lucha Indígena”.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Balance de la última marcha contra el TPP


Jauria - Red de Fotografía
Foto: Jauria / Red de Fotografía
El 25 de Febrero pasado volvieron a salir a las calles miles de jóvenes del sector explotado y de base, contra el Tratado Trans-Pacífico (TPP), sin embargo, luego de 15 minutos de haberse iniciado la marcha, la policía consiguió dispersarla y finalmente disolverla.
Desde un inicio la policía cercó la plaza San Martín que fue el punto de partida acordado. A pesar de esto, la marcha pudo comenzar, pero tiempo después, a la altura de la Av. Ugarte frente al local del APRA, militantes de dicho partido patronal empezaron a lanzar provocaciones contra los manifestantes. Sin ninguna coordinación mínima, algunos anarquistas respondieron de forma infantil a las provocaciones, cuestión que fue inmediatamente aprovechada por la policía para atacar la marcha con bombas lacrimógenas, obligándonos a replegarnos y dividirnos en varios grupos.
Nuevamente las direcciones más oportunistas huyeron rápidamente de la manifestación dejando a muchos compañeros en manos de la policía. Luego este brutal ataque, llamamos a continuar con la movilización y reagruparnos para luchar junto con las bases replegadas que quedaban, pues de seguir actuando aislados de forma anarquista lo único que conseguiríamos serían más arrestos. A pesar de nuestros esfuerzos, se impuso un nuevo cerco con policías motorizados, junto con más bombas y disparos al aire que terminaron en más reclusiones. Los que pudieron escapar empezaron a reunirnos nuevamente para buscar asistir a los detenidos.
Está claro que la provocación aprista fue coordinada con la policía, sin embargo, la represión lanzada era algo totalmente previsible en base a la experiencia pasada y la naturaleza del presente régimen. Los manifestantes debieron estar preparados para este ataque y organizar una defensa eficaz contra el mismo. Sin embargo, sus dirigentes están más ocupados en las elecciones que en organizar una lucha seria contra el TPP; la razón es simple: si marcando una casilla en un papel se puede traer abajo un tratado imperialista, ¿para que luchar entonces? Por esta razón, los electoreros se oponen a muerte a la puesta en pie de verdaderos comités de autodefensas desde las bases, entrenados y armados de lo necesario para derrotar a la policía en las calles. Por esta razón pretenden expulsar como “infiltrados” a nuestros compañeros por lanzar estas verdades elementales de la lucha de clases.
El último ataque brutal del régimen demuestra que EEUU no quiere “discutir” ni “renegociar” nada, que está dispuesto a bañar en sangre cualquier país que ose levantarse contra sus tratados. La dictadura en Honduras, los bombardeos en Medio Oriente, el fascismo en Europa del Este, todo es prueba de ello. La política suicida de movilizaciones “pacíficas” ha demostrado su rotundo fracaso; la violencia salvaje del régimen las trae abajo en menos de media hora. Pero también ha quedado demostrada la absoluta impotencia de las acciones aisladas, que por muy avezadas que sean, han sido rápidamente avasalladas por la maquinaria estatal. Ninguna gran conquista social ni mucho menos el derrocamiento de la burguesía ha sido posible jamás sin la partición de las masas del campo y la ciudad, sin esos millones de esclavos del capital. El desprecio pequeño-burgués por el trabajo paciente en las organizaciones de base es el complemento perfecto de las dirigencias burocráticas que llevan nuestra lucha siempre a la derrota. Oportunismo y anarquismo han demostrado frente a estas jornadas de lucha su completa nocividad e impotencia.
Proponemos una vez más poner en pie autodefensas debidamente organizadas para derrotar a la policía, siempre apoyadas en las masas; la elección de delegados revocables en verdaderas asambleas zonales, abiertas y democráticas, que unifiquen las demandas de todos los explotados y los soldados; el llamado a romper con el imperialismo, con sus tratados, sus empresas, sus deudas y bases militares instaladas en el país; los dirigentes de los trabajadores deben romper su alianza electoral con la burguesía “de izquierda” y dejar de poner trabas a la organización revolucionaria de nuestra lucha. La tarea más importante es la coordinación urgente con el movimiento de protesta de todos los países enfrentados al TPP para instituir una sola fuerza internacional de todos los explotados.
¡ABAJO EL IMPERIALISMO!
¡PASO A LA REVOLUCIÓN LATINOAMERICA!
¡POR UN PARTIDO OBRERO REVOLUCIONARIO Y LA REFUNDACIÓN DE LA CUARTA INTERNACIONAL!




No hay comentarios:

Publicar un comentario