VERSOS QUE ILUMINAN... PALABRAS QUE QUEMAN

domingo, 27 de enero de 2013

"La roja flor del pueblo cantor" De FRANCISCO ALVERO CANTA



"La roja flor del pueblo cantor" 


Reverdece hasta lo seco
Sin depender del que dirán
Lo que no aroma cantando,
Nadie más lo hará
No existe fuerza mayor,
Que nuestra voluntad
 le sobra valor y coraje
Para crecer en paz
Por amor al jardín 
desde la raíz renacerá

 
Un hombre y una mujer de pie,
Son el pueblo, en sí mismo
  notas de un mismo himno
Iluminado de verdor!!!
Juntos, con fé y amor
Por la humana dignidad!
luchando codo con codo
cantamos de cara al sol




Nada vale más que una vida
Ni lo político económico
Ni lo militar o religioso,
Todas son mordazas del sistema,
Si no sirven para liberar!
Ninguna carta terrenal o divina
Pondrá en jaque nuestras vidas


No hay mejor arma que esta!
Para alcanzar la victoria!
Luz clara y compromiso
Renovadores vientos
 Tibios besos de la mañana.
Verdad e información,
Para la liberación de hoy.



Flor abierta y despierta
Henchida de determinación!
Brota y no se cansa de brotar
Late hasta vencer, sin cesar
Cambia desde su interior
Para triunfar en la sociedad.
Se abre roja en el pecho,
La flor del pueblo cantor.
Sabia conciencia de paz
Clara y firme decisión 







Una rosa roja para Rosa Luxemburgo
“Sin la participación delas mujeres no se puede hacer la revolución”

Si algo grafica  fielmente la ferocidad del capitalismo y de la derecha en general, fue ese culatazo salvaje con el que un soldado al servicio de la socialdemocracia alemana le destrozó la cabeza a esa inmensa, noble y amorosa mujer, la gran teórica y activista  de la revolución mundial Rosa Luxemburgo. Su cuerpo fue arrojado a un río de donde se rescató cinco meses después. Esto, en plena efervescencia de la revolución alemana de noviembre de 1918 que ella había impulsado a través de su liga Espartaco  y había depuesto al káiser. La acompañaron en el martirio el amor de su vida y camarada León Jogiches y su gran compañero de lucha Carlos Liebknecht. Esto ocurrió el 15 de enero de 1919 cuando Rosa contaba apenas 48 años, y el importante aniversario me parece, se nos pasó desapercibido a los militantes de la libertad y el socialismo.


Rosa Luxemburgo es a nivel mundial, el gran  norte hacia donde deben mirar las mujeres revolucionarias. Militancia, abnegación, estudio y producción teórica –además de cárcel-, fueron desde su más temprana juventud la causa y  oficio de esta infatigable mujer, quien enseñó y pregonó a las mujeres y a los hombres del mundo que el enemigo es el capitalismo, y que la revolución se hace con organización y movilización, pero también con análisis e ideología por parte de los obreros. ¡Ah! Y que ha de ser internacional, porque tal es la naturaleza del proletariado, como es la del capitalismo. Y lanzó una recia frase provocadora: “La revolución es magnífica…..Todo lo demás es un disparate”


Gran polemista, no se diga con sus ex socios de la social democracia alemana y polaca sino con sus propios compañeros revolucionarios y aún con Lenin y Trosky,  Rosa tuvo el genio visionario de apenas despuntando el régimen nacido de la gran revolución de octubre, ya en 1918  escribía – y desde la cárcel-, páginas críticas del manejo político que se estaba haciendo del nuevo poder. Demasiado prematuras en verdad esas críticas, ella misma al parecer no se decidió a publicarlas. Sin embargo, sorprende que una vez caído el campo socialista y la Unión Soviética sesenta años después, los analistas del insólito suceso apuntan como responsables a aquellos vicios y falencias que ya Rosa desde prisión temía en el naciente régimen: el peligro de que la burocracia autoritaria  cooptara a la democracia.


Rosa aunque en su temprana vida política porfió bastante en su relación y asociación con los socialdemócratas para combatir el régimen imperialista alemán, pronto desdeñó las ilusiones de sus socios  de reformar el capitalismo hasta hacerlo bueno, vio que esto era una entelequia, y que lo que era malo no se tornaría bueno y menos por voluntad propia. Entonces, su actividad política y teórica la dedicó con gran empeño en denunciar la farsa del oportunismo y el reformismo en sus numerosas vertientes. Y acuñó su legendaria consigna: Socialismo o barbarie. Cruel, pero sapiente, la maestra Historia quiso que su muerte fuera la más firme validación de su proclama.


“El espíritu atrevido, el corazón ardiente y la firme voluntad de la “pequeña” Rosa eran el motor de la rebelión” así la describe su gran amiga, la revolucionaria y feminista Clara Zetkin, en los días en que parecía que los obreros habían dado al traste definitivo con el régimen monárquico alemán. Y es que Rosa tuvo la osadía de impugnar todas las relaciones de poder, sometiéndolas a la critica de si estaban basadas en la democracia y la libertad, y por esa vía en el bienestar del sujeto más débil de esa relación.  Consecuente y coherente, se opuso también a la Primera Guerra Mundial que concitaba la pasión nacionalista del pueblo alemán, y criticó duramente a los parlamentarios socialistas de la II Internacional que aprobaban créditos para sostenerla.


Rosa Luxemburgo,  polaca del mundo que pasa por alemana y bien pudiera ser boliviana o argentina, estaría hoy celebrando pero más que todo trabajando en construcción teórica, organización y formación de los equipos de cuadros  políticos y de nuevos sujetos colectivos de la revolución que insurge en América Latina. Realidad que ha creado un panorama impensable hace apenas veinticinco años. Y con su Liga Espartaco  estaría en primera fila en las tomas de predios de Los Sin Tierra en el Brasil, dirigiendo alguna Misión en Barquisimeto, sustentando las nacionalizaciones de Evo en Bolivia, demostrando por milésima vez la justeza del régimen cubano, animando a Pepe Mojica, y demoliendo las falacias ínsitas en el discurso neoliberal que cubre de miseria ya no sólo estas tierras, sino  que igual amenaza al llamado primer mundo.


Gracias querida Rosa por el testimonio que nos diste y el camino que trazaste.  Sin alcanzar tu talla ni aún tu ideología, ya hemos tenido y tenemos mujeres dirigentes y gobernantes –Guatemala, Colombia, Brasil, Chile, Argentina- que de alguna manera han sido inspiradas  en esa hermosa senda que fue tu vida. Por eso, nos cuenta tu biógrafo Néstor Kohan, que en el puente donde los asesinos arrojaron tu cuerpo, siguen apareciendo periódicamente rosas rojas 

viernes, septiembre 05, 2008

LA NUEVA CONSTITUCIÓN Y LOS DERECHOS DE LAS MUJERES TRABAJADORAS Y DE LOS SECTORES POPULARES

La nueva Constitución contiene avances muy importantes para el reconocimiento de los derechos de las mujeres, a pesar de que estos temas han sido utilizados por la derecha y los sectores más reaccionarios como la cúpula de las iglesias para incidir negativamente en la conciencia de los ecuatorianos y con ello impedir el avance de la tendencia de cambio que se afirma en el Ecuador.
Estos avances considerados simbólicos para las mujeres deben constituirse en instrumentos para avanzar aceleradamente en la organización y politización de las mujeres pobres, de las trabajadoras, de las jóvenes, de las indígenas y negras, en la perspectiva de ser parte activa de la revolución socialista. Son pasos importantes, pues no puede haber cambio sino se transforman mediante normativas y acciones específicas, las condiciones de desigualdad, discriminación y violencia en la que se desenvuelven las mujeres.
Entre las normas más importantes se encuentra el reconocimiento del trabajo reproductivo como una actividad fundamental para el desarrollo del país, cuestión que se contempla en el Art. 325. Esto se suma al establecimiento del derecho a la seguridad social para las jefas de familia y amas de casa, establecido en el Art. 34.
Un tema importante es el de los derechos laborales, puesto que las mujeres además de ser beneficiarias de la eliminación de la tercerización laboral y de las garantías establecidas para los y las trabajadores, cuentan con normativas específicas, establecidas en el Art. 331 que establece: El Estado garantizará a Ias mujeres igualdad en el acceso al empleo, a la formación y promoción laboral y profesional, a la remuneración equitativa, y a la iniciativa de trabajo autónomo. Se adoptarán todas Ias medidas necesarias para eliminar las desigualdades.
Se prohibe toda forma de discriminación, acoso o acto de violencia de cualquier índole, sea directa o indirecta, que afecte a Ias mujeres en el trabajo.
En este mismo ámbito, se establece por primera vez un capítulo específico para las mujeres embarazadas, y, de igual manera, también se establece la LICENCIA POR PATERNIDAD, lo cual abona en los cambios culturales que deben desarrollarse en la sociedad, en el propósito de afirmar la corresponsabilidad y la igualdad en las labores de atención y cuidado de la vida por parte de hombres y mujeres. Además se establece como responsabilidad del Estado la creación de centros de cuidado infantil, de atención a discapacitados y personas de la tercera edad.
En cuanto a la salud, en el Art. 32 se reconoce el derecho de las personas a la atención a su salud sexual y reproductiva y en este sentido, también es un logro importante que tendrá repercusiones en las condiciones de participación con igualdad, justicia y mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres.
La educación consagrada en el Art. 26 como un derecho para todos y todas, garantiza de manera especial a las mujeres condiciones importantes de desarrollo individual y social. En este tema, la coeducación es un aspecto importante para el desarrollo de una educación democrática, científica e incluyente.
Un avance de gran trascendencia es lo conseguido en los derechos políticos, llamados de participación, pues se consagra la PARIDAD en la participación política electoral así como en los distintos espacios institucionales de gestión y representación, lo cual implica cambios sustanciales en el ejercicio de estos derechos por parte de las mujeres y a la vez una motivación para superar las limitaciones culturales e históricas que impiden a las mujeres su accionar político.
Estos son algunos temas que deben ser difundidos en la campaña por el SI EN EL REFERÉNDUM. Es importante que las mujeres trabajadoras, las mujeres pobres y explotadas, conozcan de estos avances para fortalecer y ampliar su participación política y avanzar en el proceso de acumulación de fuerzas para la revolución social que acabe de una vez por todas con la explotación capitalista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario